Presentaciones Internacionales Autos

Nueva generación

El Corsa se pasó a la electrificación

El hatchback del segmento B fue estrenado en Europa con su versión completamente eléctrica, similar a la del e-208. Cuenta con 136 caballos y 330 km de autonomía.

Opel finalmente dio a conocer en Europa la nueva generación del Corsa, un nombre muy conocido en el mercado argentino. El modelo de la marca alemana fue estrenado con su versión eléctrica, el Corsa-e.

El modelo, del que previamente circularon imágenes oficiales (leer aquí), estrenó un nuevo estilo de diseño con parrilla más delgada y ópticas con el sistema de iluminación adaptativa matricial IntelliLux LED, compuesta por ocho elementos que son controlados por la cámara frontal de alta resolución, lo que permite adaptar continuamente el haz de luz según la situación del tránsito.

Dimensiones

El nuevo Opel Corsa-e cuenta con 4,06 metros de longitud y una línea del techo que es presentada como “tipo coupé” y es 48 mm más baja que la de los modelos anteriores, lo que no afecta el espacio para la cabeza.

Además, el modelo posee cinco plazas y el asiento de conductor 28 mm más bajo, mientras que el puesto de conducción ahora es completamente digital.

La sexta generación del hatchback perteneciente al segmento B debuta con la electrificación a través de un sistema heredado del nuevo Peugeot e-208, con el que comparte otras soluciones. Cabe recordar que Groupe PSA es dueña de Opel y de la francesa, entre otras marcas.

Mecánica

El motor eléctrico entrega 136 caballos de potencia (100 kW) y 260 Nm de torque, cifras que permiten prestaciones deportivas, con una aceleración de 0 a 50 km/h de apenas 2,8 segundos y de 0 a 100 km/h de 8,1 segundos.

El flamante Corsa-e posee una batería de 50 kWh que ofrece hasta 330 kilómetros de autonomía (según el ciclo WLTP) y puede ser cargada de diferentes formas, como con un sistema rápido que completa el 80 por ciento de la operación en apenas 30 minutos.

Modos de conducción

El modelo ecológico además cuenta con un sistema que ofrece tres modos de conducción: Normal, Eco y Sport. El intermedio se encarga de extender la autonomía, mientras que el último incrementa la capacidad de respuesta y la dinámica de conducción, lo que genera una pérdida moderada de la autonomía.

Gracias al centro de gravedad más bajo. Opel también promete un comportamiento “intuitivo y dinámico, para disfrutar más al volante”.

   

 

Tags
Mostrar más

Notas Relacionadas

Close
Close