Miercoles 17 de Octubre de 2018 | 15:07 HS.

VOLKSWAGEN T-CROSS, PARA EL AÑO QUE VIENE

La marca alemana anunció una inversión de 596 millones de dólares para producir el SUV pequeño en la planta de São José dos Pinhais. Compartirá plataforma con el Polo y el Virtus.

Con una curva de crecimiento de la economía Brasilera ascendente, Volkswagen anunció a través de la filial de dicho país una inversión de aproximadamente 596 millones de dólares para la producción del T-Cross, el inédito SUV del segmento B, el cual fue anticipado con el prototipo T-Cross Breeze, en ese mercado.

La producción regional del modelo estará a cargo de las planta de São José dos Pinhais, donde el grupo Volkswagen actualmente fabrica los Volkswagen Fox (que llega al país) y Golf, y los Audi A3 Sedán y Q3.

El SUV pequeño utilizará la plataforma modular MQB, la misma que está presente en los Polo y Virtus brasileños, con los que además compartirá otras soluciones de equipamiento y mecánica.

Pese a que aún no fue confirmada, la mecánica podría incluir los motores nafteros 1.6 con 110 caballos y 1.0 TSI con 200 Nm de torque, además de incluir opciones de caja manual y automática. En Brasil también anticipan la presencia del 1.4 TSI

El Volkswagen T-Cross debería ser presentado en el mes de noviembre durante el Salón de San Pablo, antes de su lanzamiento en ese país, que se concretará durante el primer semestre de 2019, año en el que también llegaría al mercado local.

El nuevo producto de la firma alemana competirá con los Chevrolet Tracker, Ford Ecosport, Honda HR-V, Jeep Renegade, Nissan Kicks, Peugeot 2008 y Renault Captur, entre otros actores del segmento SUV chico.