Brasil Autos

ACUERDO POR SEIS AÑOS

URUGUAY CERRO FILAS CON BRASIL EN MATERIA AUTOMOTRIZ

Los gobiernos de Brasil y de Uruguay cerraron el acuerdo automotriz que estará vigente a partir del 1° de julio y durante los próximos seis años. El acuerdo prevé una cuota de exportación de 6.500 unidades por año de Brasil a Uruguay y de 20.000 unidades desde el país charrúa al mayor socio del MERCOSUR. 

Armando Meziat, secretario de Desarrollo para la Producción del Ministerio de Industria brasileño explicó que esas cuotas ya estaban contempladas en el acuerdo que está a un paso de vencer. Pero Uruguay nunca exportó un vehículo para Brasil por no contar con producción local. 

No obstante, con la instalación de la china Chery (en sociedad con Socma) del otro lado del charco, Brasil debería recibir este año unas 1.500 unidades del Tiggo 2.0 ensamblados por la nueva alianza que ostenta una capacidad inicial para sacar 20.000 vehículos al año de sus instalaciones. Solamente con las ventas de esas unidades le permitirá incrementar en u$s22,5 millones las exportaciones uruguayas a Brasil. 

El funcionario explicó que las cuotas uruguayas valen para los vehículos que tienen contenido regional (piezas producidas en el MERCOSUR) inferior al 60 por ciento. Por encima de ese porcentaje, no existe cuota de despacho de Uruguay a Brasil. 

Meziat agregó que también habrá una cuota gradual de despachos desde Uruguay de vehículos blindados para Brasil. Este año, se permitirá el ingreso de 600 unidades al país más grande de la región sin abonar aranceles de importación, lo que representará más de u$s30 millones en despachos charrúas a la tierra de Lula. 

El funcionario indicó -a medios brasileños- que esa cuota se elevará anualmente de forma tal que, antes de que finalice el acuerdo, el cupo se ubique en aproximadamente 1.200 unidades de esos vehículos blindados. El secretario añadió que la cuota de Brasil a Uruguay se podrá revisar, pero el coeficiente se está negociando por estos días. De cualquier manera, el nuevo acuerdo prevé elevar la cuota brasileña en forma proporcional al aumento de los despachos de Uruguay hacia el país vecino. 

El secretario ejecutivo del Ministerio de Desarrollo, Iván Ramalho, explicó en tanto, que el acuerdo automotor tiene como objetivo reducir las asimetrías en el comercio Brasil- Uruguay. Asimismo, Ramalho indicó que Brasil quiere volver a importar u$s1.000 millones de Uruguay como ocurrió a finales de la década del ’90. De enero a mayo, las importaciones se ubicaran en el orden de los u$s400 millones. 

Algo que ya se ha escuchado del funcionario brasileño por estas tierras, nuevamente se puso sobre la mesa. Ramalho señaló que el Banco Nacional de Desarrollo Económico y Social (BNDES) podrá financiar inversiones para la producción de autopartes en Uruguay. Se estima que Brasil importan aproximadamente u$s10.000 millones en piezas, y apenas u$s1.000 provienen del MERCOSUR (principalmente de Argentina). “Eso prueba que hay espacio para inversiones en el sector en Brasil y en Uruguay porque los autopartistas podrán abastecer a las automotrices brasileñas”, afirmó el funcionario brasileño. 

“Le venden los mismos espejos de colores a todos los socios de la región por igual”, se escuchó a un empresario del sector automotor argentino al comentar la noticia. 

El secretario brasileño destacó finalmente que el acuerdo –por seis años- a diferencia de los otros que fueron de corta duración brinda mayores oportunidades a los inversores.

Mostrar más

Noticias Relacionadas

Close
Close