HomeTest Drive

Test drive

Prueba Volkswagen Tiguan TDI | Off road eficiente

La marca alemana apuntala su gama Tiguan con una variante con tracción integral, automática y un motor que pide muy poco a cambio, ideal para llevar a la familia de viaje sin preocuparse por parar a cargar combustible.

Giro radical pegó el Tiguan hace unos años. Desde su presentación como un SUV Light hace unos 10 años hasta este rol protagónico en la transformación de la gama Volkswagen rumbo a una gama enorme de camionetas y crossovers. A las primeras variantes que se sumaron en el país, la complementa con esta diesel 4×4 de 150 CV y tres filas de asientos.

Estética y equipo

La Tiguan TDI poco cambia respecto de las otras variantes, no es fácil identificarla a simple vista: habrá que esperar que pase o bien acercarse al portón para descubrir el logo TDI que anuncia su naturaleza.

Se la ve bien plantada y alineada con lo que vienen ofreciendo los productos de Wolfsburgo en la actualidad: Robusta, elegante y atractiva. Las llantas de 18 ayudan con este concepto.

Esta variante diesel está sólo asociada al nivel tope de equipamiento con lo cual la dotación es muy buena. En materia de seguridad salvo por la regulación manual de las butacas, es similar al de la naftera (220 CV).

Dentro del paquete se destacan espejos calefaccionados y abatibles, asistente de estacionamiento con cámara de retroceso, apertura automática de baúl mediante pedal, ópticas delanteras de Led y –por el lado de la seguridad– seis airbags, control de tracción y estabilidad desconectable, detector de fatiga, sensor de presión de neumáticos y anclajes isofix. Un paquete bien completo al que nos gustaría que agregue ADAS.

Habitabilidad

Definitivamente uno de sus fuertes, por lo menos conceptualmente. Cuenta con tres filas de asientos entres sus 2,79 metros entre ejes y 4,7 de largo total.

volkswagen_tiguan_allspace.jpg

El conductor dispondrá de butaca y volantes con doble regulación y en las plazas traseras quienes viajen allí contarán con apoyacabezas y cinturones inerciales pero el espacio no será el mayor del segmento en parte por la implementación de la tercera fila que recorta unos centímetros de piernas. Allí atrás la sugerencia es que siempre viajen dos niños ya que el espacio es reducido.

Esa hilera también afecta el espacio de carga. Dependiendo de las diferentes configuraciones el baúl va de 230 a 1.760 litros siempre y cuando rebatamos todas (o no), una situación que suele ocurrir con este tipo de vehículos modulares.

La calidad es la típica de la industria mexicana, con materiales nobles y agradables al tacto, mientras que la multimedia corre por cuenta de un sistema telemático de 9,2” que sigue la muy buena línea que siempre ofrece VW en este apartado, con una operación intuitiva, todas las conexiones disponibles (android auto y car play) y una respuesta al tacto y definición de gráficos impecable. De lo mejor del mercado.

Motor

Quizas el gran atractivo de esta variante, cuyo combustible viene en franco retroceso a nivel regional y mundial, es el TDi de 150 CV. Unido a una tracción integral permanente lo más destacado son sus consumos en séptima y modo eco, ya que a 130 km/h solo necesitó 5,9 litros para cubrir 100 km.

Considerando su peso en vacío de 1700 kilos y la penalizada aerodinámica de una carrocería SUV, su consumo es realmente austero.

Esto, sumado a un tanque de 58 litros, le permite una autonomía de casi 1.000 km. En ciudad nunca pasó los 9 litros.

De más está decir que el trabajo de la DSG es excelso, siendo de las mejores transmisiones disponibles hoy en día a nivel global.

Por el lado de las cifras, correctas. De 0 a 100 km/h registró 11,2 segundos, unas décimas más que el 1.4 naftero, y cubrió el kilómetro en 32,4, aunque quien procura este vehículo difícilmente se vea tentado por su costado pistero.

Comportamiento dinámico/off road

Pese a su tinte familiar, se trata de un SUV light, con tracción integral permanente que ayudará a sortear algunos caminos en mal estado o por qué no, una travesía por arena o barro moderado.

Ambos ejes traccionan con decisión y tanto en curvas de asfalto como en caminos de tierra, el sistema transmite seguridad al conductor, manifestando un comportamiento dinámico que va más allá de lo que se espera de un vehículo de su segmento.

Además podemos “jugar” con los modos preseteados de caminos (nieve, asfalto, off road y custom) que nos propone VW, que adecuará la gestión electrónica y de controles para que el periplo sea más ameno y, por sobre todo, exitoso.

Precios y rivales

Existen otros SUV diesel, pero por potencia y filas de asiento está prácticamente en un nicho. Podríamos pensar en los DS7 Crossback (180 CV), Hyundai Santa Fe (200), Kia Sportage (185) y Peugeot 5008 (150) como alternativas.

Si cuenta con una familia numerosa y planea realizar viajes en familia, la Tiguan le garantizará el plus de la tercera fila de asientos, un buen equipamiento de seguridad y buenos consumos para reducir las paradas de repostaje.

+ Consumos
+ Modularidad
+ Transmisión eficiente

– Baul reducido
– Auxilio temporal
– Tercera fila limitada

Te puede interesar

Prueba Volkswagen T-Cross Highline

Prueba Volkswagen Vento 1.4 TSi Highline

Prueba Amarok V6 AT | Potente y confortable

Tags
Mostrar más
Close
Close