HomeTest Drive

Test Drive

Prueba Toyota RAV4 Hybrid | Eficiencia SUV

La quinta generación del SUV mediano japonés es una oda a la eficiencia: se ofrece exclusivamente con motorización híbrida y tracción simple e integral. Manejamos el corazón de gama, 4x2, con una potencia combinada de 218 CV.

La historia del modelo se remonta 25 años atrás, cuando Toyota buscó ganar una porción del mercado de las incipientes SUV.

Pasaron cuatro generaciones y con esta quinta la marca nipona está poniendo en cancha un Rav4 maduro pero rupturista. Para eso apela a una gama íntegramente híbrida y a eso le suma tecnología, confort y de seguridad, con la implementación del TNGA (la nueva arquitectura global de la marca) y el safety sense (ADAS).

Estética

Hay cierta reminiscencia al linaje Rav4, pero lo cierto es que es toda nueva: filosa, bien plantada y con una trompa imponente. A eso le suma un tipo de diseño denominado cross octagon. Las llantas de 18” contribuyen a esa presencia.

Esta Rav4 Limited es prácticamente la tope de gama, aunque ese lugar está reservado a la variante con tracción integral que, por cuestiones arancelarias se va de precio. La buena noticia es que el equipamiento es similar.

Por el lado del confort destacamos el techo solar panorámico (se abre la primera mitad), ingreso y arranque sin llave, portón trasero eléctrico, asientos calefaccionados y con regulación eléctrica para el conductor y sensores de estacionamiento delantero y trasero con cámara.

En seguridad, además de los siete airbags y los controles activos y pasivos, suma ADAS: sistema de pre colisión frontal (avisa y frena), alerta de cambio de carril (corrige), control de velocidad crucero adaptativo y sistema anti encandilamiento.

Habitabilidad

La nueva Rav4 es 30 milímetros más larga entre ejes (2,69 en total) respecto de la cuarta generación por lo que el espacio atrás es muy bueno. Las plazas traseras se pueden rebatir para viajar más cómodos y el baúl cuenta con portón -de apertura eléctrico- que da acceso a muy buenos 580 litros. Bajo ese piso, una rueda idéntica a las cuatro calzadas de fábrica como auxilio.

Adentro se respira calidad. Además de una buena primera impresión, nos encontramos con materiales blandos en la plancha y una factura general muy buena. Lo que no nos convenció fue la central multimedia, con una generosa pantalla (8 pulgadas), pero con una interfaz y respuesta táctil mejorable sin android auto ni car play.

Quien maneje se ubicará en una butaca cómoda y con regulación en altura. A su vez el volante también puede configurarse en altura y profundidad para encontrar una muy buena posición de manejo.

Motor

La mecánica, definitivamente es uno de los puntos altos del Rav4 por varias cuestiones. En primer lugar por el paso adelante que supone incorporar nuevas tecnologías motrices. En este caso se trata de una naturaleza híbrida, es decir, dos motorizaciones: naftera y eléctrica.

La dupla corre por un 2,5 naftero de 175 CV junto a uno eléctrico de 88 kw, totalizando 218 CV.

El consumo urbano es el más beneficiado, con promedios de 6,5 litros/100km, aunque vale la pena destacar que la cifra depende de la intervención del modo eléctrico que variará de acuerdo al tipo de conducción. A velocidades constantes el 2.5 también registra buenas cifras, con 6 y 8 litros cada cien.

En cuanto a prestaciones, 9 segundos para el cero a cien y muy buenas recuperaciones de menos de 6. Ambas, producto de una entrega de par del motor eléctrico que “empuja” de manera constante.

La transmisión corre por cuenta de una caja de variador continuo que mueve las ruedas delanteras. Se trata de una transmisión noble, que trabaja con poco patinamiento, algo ruidosa como casi toda CVT y con opción secuencial al volante.

Comportamiento dinámico/off road

Si bien se trata de un SUV, y como venimos contando a lo largo del test, esta variante es más crossover que todo terreno dado que sólo tracciona con sus ruedas delanteras: no tiene ningún tipo de asistencia fuoripista.

En términos dinámicos, todavía se los siente algo pesados por el peso extra del sistema eléctrico que se suma. Su andar diario es fluido y robusto y a velocidades constantes va plantada. Mucho tiene que ver su esquema doble de suspensión independiente.

Por último, buenos registros de frenado: 37,2 metros para detenerlo de 100 km/h a 0 en parte gracias sus discos (ventilados delanteros) de 305 y 281mm, respectivamente.

Precios y rivales

Clásico SUV 4×2 del segmento mediano, naftero, con caja automática y buscando lugar en tu cochera. La oferta es amplia, con los Chevrolet Equinox (1.5/172 CV), DS 7 Crossback (1.6/165 CV), Ford Kuga (2.0/240 CV), Hyundai Tucson (2.0/155 CV), Jeep Compass (2.4/174 CV), Kia Sportage (2.0/155 CV), Peugeot 3008 (1.6/165 CV) y Volkswagen Tiguan (1.4/150 CV), como los rivales más destacados.

La Rav4 garantiza buenos consumos, un conjunto equilibrado y eficiente y, además, cinco generaciones de espaldarazo para uno de los mejores productos disponibles en el segmento.

+ Motorización eficiente
+ Equipo de seguridad
+ Baúl

– Precio elevado
– Multimedia
– Gama acotada

Te puede interesar

Nuevo Toyota Corolla en Argentina | Suma versión híbrida

Tags
Mostrar más
Close
Close