Test Drive

Test Drive

Ford F-150 Lariat | Renovación anticipada: Prueba

A poco tiempo de su debut en Argentina, Ford presentó la nueva generación de su pick up insignia. Mejora el equipamiento, la seguridad y por supuesto retoques estéticos aunque mantiene el V8 de 400 CV. Ya a la venta en una única variante.

Para entender el “pequeño” hiato entre las F-150 que Ford puso a la venta en la Argentina hay que poner el foco en la línea de tiempo de la 13ª generación, que en nuestro país desembarcó a fines de 2019 (LINK) y se lanzó oficialmente a principios de 2020.

La principal cuestión es que esa 150 ya tenía varios años en el mercado norteamericano y por ende la renovación ya estaba en marcha. Apenas unos meses después esta que ves en imágenes se presentó en norte américa y Ford lógicamente inició las gestiones para traerla.

Así fue como, en un lapso de 12 meses, la Ford 150 se vendió en dos generaciones diferentes. En TiempoMotor pudimos hacernos de una de las recién llegadas y esta es nuestra opinión.

Estética y equipamiento

Siempre decimos que renovar un icono no es tarea fácil y Ford apeló a líneas continuistas: la mejor manera de identificar esta 150 es por el listón cromado bipartito ya que en términos de silueta se mantiene muy similar. Nos gustó el sutil tratamiento bicolor que le da un toque ranchero justo, y el recorrido de la línea de cintura que busca darnos la mayor visibilidad posible. Atrás, el portón lleva estampado el apellido F-150, otro detalle que suma pero en este caso deportividad.

Para mencionar todo el equipamiento que tiene necesitaríamos otro servidor. En confort destacamos acceso y arranque sin llave, la regulación eléctrica de las butacas (climatizadas), apertura automática del portón, volante con regulaciones eléctricas y calefaccionado, techo solar panorámico y un sinfín de ítems dispuestos para hacer tu viaje más cómodo.

Sin embargo es en seguridad donde se lleva todos los lauros: como viene acostumbrando Ford, los ADAS siguen actuando en pos de que todo esté bajo control. Esta 150 cuenta con el Co-Pilot 360 que lleva en sus entrañas control de velocidad crucero adaptativo, mantenimiento activo de carril, ángulo muerto y el asistente de dirección evasiva que en caso de choque posible busca evitar el obstáculo. Insistimos, pocas marcas como Ford ya diseminaron su paquete de ADAS en su línea de productos. Para finalizar, el asistente de trailer, una herramienta tecnológica que aporta confort y seguridad para esa maniobra específica.

Habitabilidad y multimedia

Quien busca una pick up de este segmento sabe que el espacio es una de sus cartas. De sus 5,6 metros de largo, 3,7 corresponden a su distancia entre ejes con lo cual el espacio interno es soberbio: 5 entrarán perfecto y con una comodidad inusitada. La caja es otra que aporta espacio: 1,7 por 1,3 y 1068 kilos, en sintonía con lo que ofrece el segmento de las medianas. Cuenta con portón de apertura eléctrica y la conocida “escalerita” para acceder cómodamente al espacio además de múltiples puntos de fijación, tomas de voltaje e iluminación.

Adelante las butacas cuentan con regulaciones eléctricas y son muy cómodas. Huelga decir que encontrar la posición de manejo es algo que se alcanza rápidamente (también se regula volante y hasta la pedalera) y que están tapizadas en cuero. Además estrena una función muy promocionada por Ford que es la posibilidad de acomodar la zona del apoyabrazos para usarla como si fuera un escritorio.

En términos de multimedia, el ovalo también siempre picó en punta con dispositivos novedosos y acá no solo es la excepción sino que redobla la apuesta: incorpora SYNC 4, el último sistema operativo de la marca pero lo mejor es que está enmarcado en una pantalla de 12’’ compatible con Android Auto y CarPlay, navegador integrado y un sinfín de menús y configuraciones del y para el vehículo que en un principio puede ser algo abrumadora pero con el correr de los días se va aprovechando esa información.

El tablero sigue la misma fórmula, con una pantalla digital también de 12 pulgadas de una lectura, iluminación y configuración impecables.

Motor

Acá se mantuvo todo prácticamente inalterado. El bloque es un V8 100 % americano que viene de la familia Coyote del Mustang. Es un naftero de 400 CV que cumple con la tarea de romper la inercia de esta bestia de más de 3 toneladas de peso y le permite remolcar hasta 5.900 kilos.

En términos de prestaciones, un cero a cien en 7,5 segundos y un kilómetro en algo menos de 29. Las recuperaciones, en sintonía con la transmisión de 10 velocidades, registraron un impresionante 80-120 en 5 segundos.

A la hora de los consumos, ninguno baja las dos cifras, algo lógico teniendo en cuenta el octeto de trompetas y el porte del vehículo aunque para darnos un ligero alivio el impulsor cuenta con stop and start. A 100 km/h y con el control de velocidad crucero activado registramos 11 litros, 15 a 130 y un ciclo urbano que no baja de 18 “cada cien” aunque si la autonomía es tu preocupación, los ¡136! litros que tiene el tanque van a garantizar autonomías de no menos de 800 kilómetros.

Comportamiento dinámico/ off road

Otro de los puntos neurálgicos de este producto es su comportamiento off road. La 150 viene con el paquete FX4 que incorpora algunas protecciones en los bajos, controles electrónicos y calcos específicos. Pero claro que lo interesante sucede en sus entrañas, con una transmisión integral, que se puede seleccionar desde el habitáculo y que cuenta con los modos esperables (4×4 baja, 4×4 auto, 4×4 alta y 4×2) incluyendo diferentes gestiones electrónicas que mejoran la performance en diferentes superficies: normal, remolque, sport, resbaladizo, eco, nieve/arena y roca. En cuanto a su suspensión, elásticos atrás como la gran mayoría de las pick ups.

Las llantas de 20 pulgadas quizás no son los mejores aliados para las travesías pero entre los 542 Nm de torque, el dibujo mixto del caucho y la brutalidad de todo el sistema tractor, las capacidades no están en duda: puede ir sobre cualquier terreno sin mayores problemas, garantía de la raza fuerte. Y hablando de caucho, una frenada de 100 a 0 en 49 metros que podrían ser mejores pero que responden al dibujo de los neumáticos y al porte de la 150.

En ruta es un vehículo que no manifiesta ningún vicio y al que solamente hay que acostumbrarse a sus medidas y a su porte especialmente en curvas donde la física hace su trabajo. Lógicamente todo esta controlado activa y pasivamente por los ADAS y controles pertinentes pero nunca está de más tomar ciertos recaudos.

En ciudad las cosas pueden complicarse por las cotas de la full size. Las cámaras 360 permiten acomodarla siempre y cuando encontremos el hueco pertinente pero aún así moverse en la urbe va a ser un tema de consideración siempre para una pick up grande. Lo que sí está claro es que no se va a mosquear ante los pozos y las cunetas que forman parte del paisaje urbano.

Precios y rivales

Esta mantiene su posición en el segmento más grande de pick ups en Argentina. En Estados Unidos es uno de los productos más vendidos de la historia pero está claro que en nuestro mercado la franja es casi de nicho.

Allí tiene un rival claro que es la RAM 1500 de 395 CV y más adelante llegará la Chevrolet Silverado, prometida varias veces desde el año pasado y que evidentemente viene demorada. Así las cosas, la 150 es una opción muy racional pero con un precio algo más elevado que el producto del carnero. Si la diferencia se puede pagar, la 150 es un producto que conjuga lo racional y lo pasional al extremo.

+ Equipamiento
+ Habitabilidad
+ Capacidades

– Consumos
– Precio
– Renovación temprana

FICHA TÉCNICA

Imágenes

Te puede interesar

Ford F-150 y F-150 Raptor | Preventa en Argentina

Prueba Ford Bronco Sport Wildtrak | Volvió con todo

Prueba Ford Ranger Raptor | La pick up brutal

Tags
Mostrar más
Close
Close