Mercado Autos

INFORME DE DELOITTE

OCHO DE CADA DIEZ ARGENTINOS ESTAN DISPUESTOS A COMPRAR UN AUTO ELECTRICO


Toyota fue la pionera en dar el puntapié inicial para introducir las nuevas tecnologías de movilidad en la Argentina con el híbrido Prius. Por estos días, Chevrolet coquetea con el Volt, vehículo que encaja dentro de los estándares de electrico de rango extendido. Pero mientras tanto, a nivel mundial, las grandes apuestas de las terminales están orientadas a la construcción de autos 100% eléctricos y más allá de los estudios de viabilidad que se encaran a nivel local para ver su potencial introducción, ¿el consumidor argentino, estaría dispuesto a adoptar esta nueva tecnología?.

Más allá de los análisis de infraestructura –con una matriz energética débil-; logística, demanda, precio, etc, un informe de la consultora Deloitte arroja que los argentinos son los más interesados en estos vehículos detrás de los consumidores chinos y apuntan al precio y la autonomía como factores decisores de compra.

Así, el 88% de los argentinos estaría dispuesto a comprar un vehículo eléctrico, según el informe “Cómo lograr la aceptación: ¿Se subirán los consumidores la ola de vehículos eléctricos?”, elaborado por Deloitte con datos de 16 países.

El interés local en estas nuevas tecnologías sólo es superado por China, en donde el 93% de los encuestados se mostró dispuesto a la compra. En Brasil, el 86% de los consultados se alineó a la postura y le siguieron los compradores de Europa (69%), Estados Unidos (54%) y Japón (48%).

De acuerdo con los resultados, la mayoría de los encuestados en la Argentina planteó que la autonomía, el sobreprecio y la disponibilidad de carga son consideraciones importantes en la decisión de compra.

En esta línea, el 83% de los que están dispuestos a considerar la adquisición de un vehículo eléctrico (VE) espera pagar menos de $80.000 después de incentivos gubernamentales, mientras que sólo el 11 % estaría dispuesto a gastar hasta $2.000 más que en la compra de un MCI (Motor de combustión interna). Un precio que acusan hoy modelos del segmento B y B+.

Por otro lado, el 68% de los encuestados espera que un eléctrico en la Argentina tenga una autonomía mínima de 320 km, aunque seis de cada diez maneja menos de 80 kilómetros por día. Es así que a nivel local, no sólo se espera un mayor rendimiento sino que se considera sumamente significativo el lugar y tiempo de carga de la batería.

Según los resultados, al 74% de los encuestados le parece que para comprar un VE la recarga no debería sobrepasar las 2 horas y para el 91% sería relevante tener la posibilidad de realizarla en sus casas.

Para los analistas de Deloitte, la buena disposición hacia la compra también depende de las alternativas vinculadas con el MCI, como el precio y la eficiencia del combustible. En el primer caso, el 84% de los encuestados mostrarían más interés si el costo del mismo fuera superior a $6,7 el litro, mientras que el 80% se mostraría menos dispuesto a la compra de un VE si la eficiencia del combustible fuera más de 32 km por litro.

PERFIL URBANO
Según el informe, aquellos que podrían estar dispuestos a comprar autos eléctricos son personas, en su mayoría, con un nivel de educación terciario o superior, que están preocupados por el medio ambiente y viven en la ciudad.

Para estos perfiles, los VE son muy superiores en dimensiones positivas tales como verde y limpio, operativamente económico, seguro, práctico y elegante, aunque caro para comprar.

Sin embargo, para la mayoría de los encuestados el MCI es mejor en su autonomía, con mejores probabilidades de ser fabricado en el país y con un mejor precio de adquisición.

Mostrar más
Close
Close