Entrevistas Autos

DOMINIQUE MACIET, PRESIDENTE DE RENAULT ARGENTINA

“LA INDUSTRIA PIERDE COMPETITIVIDAD”

Por Alicia Ryzewski

Las cifras de venta, producción y exportación que está registrando la industria automotriz local no presenta mayores preocupaciones. No obstante, a la hora de analizar el comportamiento del sector puertas adentro, algunos signos de preocupación comienzan a filtrarse. Es que el incremento de los precios internos está impactando en la competitividad de algunas terminales automotrices, las cuales comienzan a perder terreno frente a otros mercados de la región.

“Hubo bastante desviación en materia de costos tanto en pesos como en dólares. En lo que respecta a la competitividad interna y en relación a Brasil no hay problemas, sí se da afuera”, explicó Dominique Maciet en el lanzamiento del nuevo Kangoo Fase 2, proyecto incluído en el plan de desembolso de $250 millones que Renault ejecutará hasta 2010.

"En la Argentina perdimos competitividad frente a todos los países de la zona dólar”, dijo el ejecutivo y añadió que “tenemos problemas de competitividad fuera del Mercosur, en Chile y México, que es un gran mercado para nosotros”.

En este sentido a la hora de poner un proyecto sobre la mesa de negociaciones, cuando a nivel local se tiene una planta que está utilizada al 55-60% de su capacidad “México es un rival importante”, dijo.

Un escenario en el cual la búsqueda de reducción de costos es clave para Maciet. “Es fundamental continuar elevando el contenido local de las piezas. Cuando importamos de Brasil, además del efecto del real se suma el costo logístico y es por ello que intentamos integrar más piezas”.

En este tren, la compañía está trabajando para lograr sustituir la importación de la chapa que, hasta ahora, compran en Brasil. Un camino que también están implementando en el caso de las radios, pero por el momento es un esfuerzo casi perdido en lo que respecta a las baterías.

“Nos gustaría poder incluir baterías locales pero no hay capacidad y cuando hace unos meses hicimos una búsqueda, los precios eran más altos de los que nos pedían en Brasil”, recordó el directivo y estimó que en algún momento la diferencia se ubicó en el orden del 15 por ciento.

En materia de competitividad y costos, las negociaciones salariales con el Sindicato de Mecánicos y Afines (Smata) no son un desafío menor para el directivo. “La paritaria hasta ahora es normal porque nosotros tenemos un convenio firmando hasta el 31 de agosto, pero nos preocupa lo que vemos hoy en día”, dijo Maciet.

Es que producto del conflicto con la UOM en Tierra del Fuego que afectó a los autopartistas Mirgor y Visteon, principalmente, generó que por la falta de piezas la planta de Renault en Córdoba cierre sus puertas por tres días. Un efecto que, sumado a la huelga de Aduana en Brasil, provocó la pérdida de 1.900 unidades. Tarea de recuperación que iniciarán en junio sumando dos sábados de trabajo extra.

“No podemos tener un encarecimiento salarial. Si bien se dice que la incidencia de los salarios en la actividad automotriz es baja, el impacto llega a los proveedores y eso finalmente también se traslada a nuestros costos”, graficó el ejecutivo francés.

Producto del efecto derrame, el incremento de costos se deja ver en los precios. Ante la consulta sobre cómo están evolucionando las listas de los 0 Km, Maciet destacó una vez más que “los precios siguen la evolución de los costos, hay que mantener un equilibrio porque el volumen es fundamental”.

De cara al invierno, período que trae recuerdos amargos para las terminales que registraron pérdidas de unidades por los cortes de suministro el año pasado, Maciet se adelantó: “Nosotros partimos de la hipótesis de que va haber energía”. No obstante, “somos precavidos y contamos con grupos electrógenos para poder tener continuidad de producción en la planta, un proceso que se combina con el plan de contingencia e implica cambios de horario en los turnos. “El primer turno arranca a las 6 de la mañana y el segundo se pasa a la noche para evitar las horas de máximo consumo” (ver recuadro Segundo turno)

PRODUCTIVIDAD 

 

Renault arrancó abril con la implementación del segundo turno de trabajo en la planta Santa Isabel, Córdoba.

Con este refuerzo, la fábrica de la provincia mediterránea incrementó su producción diaria en 70 vehículos lo que dio un resultado de 400 vehículos fabricados y el objetivo es llegar a 410 diarios a fin de año con la incorporación del nuevo modelo, conocido por el momento bajo el código L35.

Anualmente la producción se aumentó en 13.000 vehículos lo que se traduce en un total de 85.000 unidades al año y deja a la compañía en buena posición para responder a la demanda tanto interna como externa.

“Se espera que el funcionamiento del segundo turno se desarrolle con continuidad en el tiempo. Sin embargo, no se descartan algunas demoras o interrupciones provisorias debido a las dificultades en el abastecimiento de insumos y piezas generadas por los cortes de ruta del paro agropecuario y por el trabajo a reglamento de los operarios aduaneros de Brasil”, detallaron en la compañía.

Mostrar más

Noticias Relacionadas

Close
Close