Noticias 360 Autos

PETROBRAS QUIERE IMPULSAR EL MERCADO DIESEL

BRASIL: PODRIA VOLVER EL GASOIL EN AUTOS PARTICULARES


Petrobras reveló durante e Forum Diesel 2011 su intención de generar estrategias para atender la demanda de futuros autos a gasoil en Brasil. Este tipo de motor fue prohibido desde 1976 en ese país para evitar que el precio de ese combustible subiese, lo que generaría altos costos para mantener los servicios de transporte. Ahora, la petrolera estatal planea instalarlo nuevamente. Esta medida le daría un nuevo impulso al mercado de gasoleros en la región y por ende en la Argentina, donde hoy se encuentra en plena retirada.

De la misma forma que sucede en Argentina, uno de los mayores problemas a los que se enfrenta Brasil para lanzar el Diesel pasa por la calidad del combustible. El gasoil vendido en el interior del país vecino llega a tener 2.000 partes de azufre por millón (ppm), en tanto que en las capitales, la concentración es de 500 ppm. En Argentina ronda las 50 partes y en Europa, el número es de 10 ppm. Y esa es la meta de Petrobras, que pretende crear un Diesel todavía mas limpio para los camiones que sería suministrado ya a partir de 2012.

De acuerdo con la empresa, será posible atender totalmente a la demanda de vehículos Diesel a partir de 2014, sin que haya importación de combustible del extranjero. Petrobrás pone el acento de nuevo en el gasoil porque, más allá de la polución y el nivel de impurezas como el azufre, que son las que terminan rompiendo los motores, este tipo de combustible tiene mucho mejor rendimiento y consumo que la nafta. Es por eso que, por ejemplo, muchos autos europeos con motores Diesel de última tecnología tienen consumos cercanos a los 5 l/100 km en ciudad.

En la Argentina hoy en día el litro de gasoil cuesta casi lo mismo que la nafta pero su consumo es mucho menor, con un promedio de unas dos terceras partes para la misma cilindrada. Quince años atrás, cuando fue el boom de los motores Diesel, la diferencia de precio era mucho mayor (el gasoil costaba la mitad), pero la notable retracción del mercado Diesel que se redujo a la mitad en la última década no se debe solamente al hecho de que ahora cuesta igual que la nafta. También sucede que la calidad del combustible no avanzó a la par con la tecnología de los motores y los altos contenidos de azufre arruinan a los motores modernos. Por otra parte, muchas terminales que fabrican determinados modelos en Brasil decidieron dejar de producir autos gasoleros para exportar a la Argentina y dejar ese lugar en la línea a los motores Flex para la demanda interna.

Mostrar más
Close
Close