Concepts Motos

PROTOTIPO

BMW CONCEPT C: EL FUTURO DEL SCOOTER

Como el mundo de la movilidad cambió radicalmente en los últimos años, especialmente en los centros de mayor concentración demográfica, con el creciente patentamiento de vehículos en los mayores centros urbanos, la división de motos de BMW decidió que ampliará su gama de productos, iniciando su presencia en el segmento de los scooter de gran tamaño. Este segmento es absolutamente nuevo para BMW Motorrad e incluirá en primer término dos innovadores scooter de carácter premium, provistos de motores de combustión, aunque ya está pensada la posibilidad de utilizar en el futuro un sistema de propulsión eléctrico. Y para demostrar con hechos que esta apuesta de BMW se concretará, ya se ha previsto que la futura fabricación en serie del scooter se llevará a cabo en la planta de Berlín.

Con el Concept C, BMW Motorrad vuelve a marcar un nuevo rumbo, presentando una opción de movilidad proyectada hacia el futuro. La letra C corresponde a «Commuter», término inglés que se refiere a las personas que se desplazan diariamente a sus puestos de trabajo desde los barrios periféricos de una ciudad. Considerando la evolución del tráfico en las ciudades, esta denominación refleja las perspectivas que tiene un maxiscooter de corte deportivo.

El Concept C acaba de ser presentado en Milán. Iincluye soluciones poco convencionales y, al mismo tiempo, innovadoras, que permiten anticipar lo que podría transformarse en una realidad en este segmento. Por ejemplo, tiene un basculante monobrazo de sofisticada tecnología, con eje hueco y pata telescópica visible. El guiado de la rueda está a cargo de una horquilla invertida. La solidez del sistema de freno con doble disco en la rueda delantera, con pinzas montadas radialmente, no solamente subraya la imagen deportiva y dinámica del Concept C, sino que junto con el disco de freno posterior y el sistema BMW Motorrad ABS, representa una solución de máxima eficiencia y seguridad al frenar.

El Concept C está equipado de un motor de dos cilindros en línea, combinado con una caja de cambios CVT (transmisión de variación continua). La potencia y el par motor y, por lo tanto, las prestaciones corresponden a un vehículo que se ubica en la parte superior de este segmento.

Los faros de LED, integrados en la parte frontal del carenado, permiten anticipar una solución que se hará realidad en un futuro quizás no tan lejano. También la renuncia a los espejos retrovisores, constituye una anticipación del futuro. Los espejos han sido sustituidos por cámaras de vídeo montadas en la parte posterior del Concept C. Las imágenes captadas por estas cámaras se muestran en dos pantallas LCD bien visibles en la zona del tablero de instrumentos. Un tercer display LCD que se encuentra en la parte central del tablero, muestra la velocidad, las revoluciones del motor y otros datos de importancia para el conductor.

EL ESTILO BMW
El Concept C tiene rasgos fundamentales que lo identifican de inmediato como un producto BMW. Por ejemplo, el scooter cuenta con la parte frontal dividida en dos partes, y recordando a los modelos más radicales de la marca, como la S 1000 RR, también tiene el doble spoiler inferior frontal.
Diversos elementos estéticos, tales como, por ejemplo, los protectores laterales ya utilizados en la BMW GS, con entradas de aire de acabado tipo aluminio, acentúan el lado funcional del scooter. Los componentes del chasis y de la parte ciclo, de color negro cromado, contrastan con el aluminio cromado y los colores plateado y azul de diversas partes de la carrocería.
Mostrar más

Noticias Relacionadas

Close
Close