Miercoles 15 de Agosto de 2018 | 09:07 HS.

VOLKSWAGEN CONTINÚA MOSTRANDO EL T-CROSS

La marca alemana divulgó nuevas imágenes del SUV pequeño, en esta oportunidad para resaltar las cualidades del interior. Por el momento, no brindó detalles sobre el diseño.

Volkswagen continúa mostrando el inédito T-Cross, su primer modelo perteneciente al segmento SUV pequeño. Esta vez, los protagonistas son el espacio interior y la versatilidad.

Desarrollado con la base que propone la plataforma modular transversal (MQB), la misma que utilizan los Polo y Virtus regionales, el SUV cuenta con un habitáculo con espacio variable gracias a su asiento modular.

Al menos en su configuración para Europa, el modelo posee un asiento trasero con regulación longitudinal, lo que mejora el espacio para las piernas o en el baúl, cuyo volumen varía entre 385 y 455 litros. Además, el respaldo se puede plegar por tercios (60:40) o de forma completa.

Cuando el respaldo está totalmente plegado, el T-Cross ostenta un área de carga plana y un espacio máximo de 1.281 litros. Además, el asiento del pasajero delantero también cuenta con respaldo rebatible.

La marca alemana también anticipó la presencia de una posición de manejo elevada, con un asiento que se encuentra a una altura del suelo de 597 milímetros, mientras que las plazas traseras están a 652 mm.  

Las imágenes que muestran la versatilidad interior también revelan otro detalle anticipado por el primero boceto oficial. Se trata de la pieza horizontal que une a las ópticas posteriores, extendiendo su estilo por todo el ancho del portón.

Producido en Brasil y con mayor tamaño que el europeo, el Volkswagen T-Cross para la región será presentado localmente a fines de 2018 y comercializado desde mediados de 2019.