Alfa Romeo Audi BMW Chrysler Chery Chevrolet Citroen Dodge Fiat Ford Honda Hyundai Jaguar Jeep Kia Land Rover Mercedes Benz Mini Cooper Mitsubishi Nissan Porsche Peugeot Renault Scania Seat Subaru Suzuki Toyota Volvo Volkswagen

19.06.2009 | TIEMPOMOTOR TEST. RENAULT CLIO 1.2 PACK PLUS

RENAULT CLIO 1.2. SEGUN PASAN LOS AÑOS...

data imagen
1 de 1anteriorsiguiente
Motor nafta 1.149 cm3
Potencia 75 CV (5.500 rpm)
Consumo Medio 14,8 km/l
Velocidad Máxima (declarada) 161 km/h
Precio (versión evaluada) $47.550

. Abrete Sésamo… veníamos de probar otro “economy” sin apertura a distancia, reencontrarnos con una llave que permite tales solicitaciones nos hizo recordar eso pequeños detalles prácticos que cambian la relación con el auto y las acciones cotidianas.

SE TRATA DE UN CLÁSICO DE LA ESCENA NACIONAL QUE, DESDE LA LLEGADA DE LA MOTORIZACIÓN 1.2 LITROS DE 75 CV, RENUEVA LOS BRÍOS Y LA EFICIENCIA. NO APORTA NOVEDADES RELEVANTES PERO CONSERVA, INCÓLUME, LOS ATRIBUTOS QUE LO MANTIENEN VIVITO Y COLEANDO. SÓLIDO, CORRECTAMENTE TERMINADO Y CON BUEN VALOR DE REVENTA, ES UNA CARTA A TENER EN CUENTA SI PARA VOS LA IMAGEN NO ES TODO.

Autor: Claudio F. Capace


Subirse después de tantos años a un Clio –perdió la denominación “2” en el camino….- es como reencontrarse con un viejo amigo al que los años solidificaron las virtudes y del que se aceptan los renuncios sin chistar. Es así, por conocido, leal y querible. Ya sabemos que estos son autos y que cuestan plata, pero creemos que ayuda a definir el primer concepto que nos atraviesa el análisis.

No es el más nuevo, no tiene un equipamiento que deslumbre, no propone soluciones inéditas… pero ofrece un destacado andar en ciudad, un interior bien manufacturado, el nuevo motor -diría Bart- le cae de perlas, tiene un tren delantero que soporta sin hesitar varios “Haciendo Buenos Aires” (¿no estaba hecha ya?) y, a la hora de revenderlo, es una fija que en cualquier sitio de remates electrónicos dura menos que el Narváez trucho en lista testimonial.

En definitiva, argumentos más que relevantes para nuestra realidad y mercado... que es donde vivimos y nos desarrollamos. Somos, también, lo que manejamos. Esos atributos conocidos son los que le permiten estar siempre en posiciones expectantes y ser protagonista en la lista de los más elegidos mes a mes. Y seremos sinceros, después de una semana full time y 1.300 km de tiki tiki sin pausa ni cuidados, este Clio de lo mejorcito que nos cierra en el segmento.
Tiene cosas a favor y en contra, como todo. Pero para eso leé la nota, chequeá el video y las fotos, revisá bien las tablas y poné el comparador de TM para ver si es una opción que te cuadre. Allá vamos.

DISEÑO
Es realmente poco lo que se puede aportar. Se trata de un modelo al que le es imposible disimular el paso del tiempo pero –como ya pusimos en otros veteranos Mercosur- conserva rasgos de simpatía (ojo, no es lo mismo que vigencia) y a la gente le cae bien. Ideal para un público bajo perfil pero que tampoco desprecia la belleza… es verdad no es top en materia de diseño pero tampoco nos estamos subiendo a un Trabbant de los alemanes orientales.

Queda empardado con el Peugeot 206 Génération entre los inicios de gama ex modernos y “adelgazados” en confort y seguridad, si bien el rombo mantiene una opción full con motor más grande, éste es el ariete de la gama.

En particular nos tocó una unidad blanca, color que varios defenestran pero que –a contramano como vamos siempre del mundo- nos gustó y donde los plásticos negros (baguetas laterales, espejos, bajo paragolpes, etc.) combinaban con cierta elegancia. Le juegan en contra los neumáticos finitos y las tazas de plástico. Al usuario local le interesa que, igualmente, lejos esté de “dar” apariencia de base, pobre o tercermundista de las listas de precios. Aprueba el rubro más por trayectoria que por aportes… El interior, siempre dentro del diseño, tiene nueva tapicería, reubicación de comandos y rediseño de tablero lo que le permite arañar el “3 sobre 5” del ítem.

SEGURIDAD
El pelo en la leche de este segmento; donde nos ponemos nerviositos. Nos podrán hablar de costos, retenciones, impuestos, crisis y la mar en coche… pero adentro de los autos viajan personas que merecen un mínimo de cuidado: estamos a casi una década del inicio de un nuevo siglo y hablar de valores cercanos a $50.000 pesos no es poca cosa. Levantamos la pancarta para exigir como equipo de serie un airbag, ganchos Isofix, testigo o alarma de cinturón abrochado, luces antinieblas y cierre automático de puertas. Caballeros a ponerse los pantalones largos, no hay tutía que valga…

Entre los elementos que sí contaba esta versión Pack Plus citaremos: cuatro apoyacabezas –no siempre se acuerdan de los que viajan atrás…- con igual cantidad de cinturones inerciales (el quinto, central y trasero, es abdominal), limpialavaluneta… y no mucho más. Una lástima.

Dentro de lo que merece ser considera en este aparte, decimos luces y limpiaparabrisas no ofrecieron fallas o funcionamientos objetables. Los frenos por su parte –y acorde a sus competidores directos- ofrecen buen feeling en primeras nupcias y con el uso muy intensivo (abusivo remarcamos) tienden a perder eficiencia y “pedal”. Pero nada grave paras gente civilizada. El poder frenante es el adecuado pero unas suspensiones poco enérgicas generan, a altas velocidades, ciertos movimientos no deseados.

CONFORT
Aquí tenemos un sube y baja donde -de acuerdo a lo que vos pretendas de un auto- te va a parecer justa o no nuestra apreciación. Posiblemente el cliente medio que accede a este Clio le interese más el aire acondicionado y el cierre centralizado que otras cuestiones de equipamiento; puede ser. Desde ese punto lo que suma frente al Base lo despega y lo pone dentro del mínimo imponible de confort. Igualmente somos de la idea que las marcas cada vez ofrecen menos en un mercado que debería exigir mucho más.

Entre los detalles cotidianos, los portamapas delanteros parecen chicos peros “recorren” todo el largo de la puerta y resultan de utilidad para los que no nos gusta llevar cosas tiradas. La guanterita de la izquierda es escueta pero es donde terminan los tickets de peajes y las monedas. Bien por el trabajo del climatizador manual.

Paradójicamente un interior prolijito y bien terminado hace que resalten los faltantes de confort (la lista ad hoc habla por sí sola). Una a favor del vituperado equipo de audio: tiene cuatro parlantes y buena potencia.
“Patente de pobre” como decimos internamente o elementos cuya pérdida nos da bronca (más por funcionalidad que por costo) son, por ejemplo, los espejos en los parasoles. Muchachos ¿nadie piensa en las chicas?

POSICION DE MANEJO/ HABITABILIDAD/ BAUL
En los Renault, casi por definición la postura es siempre “rarita”, el asiento siempre queda alto y el plano del volante genera combinaciones inéditas con piernas y brazos. Como siempre decimos: hablamos de acuerdo a lo que Natura nos proveyó: a nosotros nos cayó bien y encontramos rápidamente la posición. Cierto es que aunque quisiéramos no íbamos a poder perder tiempo: el asiento sólo regula en distancia e inclinación del respaldo, el volante es fijo y sólo tenemos corredera de la altura del cinturón. Si no le calzás vos al auto… es bastante difícil que el auto se adapte a vos: muchas herramientas no ofrece.

A su favor espetamos sin sonrojarnos que posee unas butacas generosas y cómodas, de ésas que después de ocho horas “cola-asiento non stop” no duelen en ningún lado.

Ya dispuestos a dar arranque y poner primera observamos que casi todo está a mano, sorprenden los levantavidrios ubicados ahora sobre el contrapuertas y no al medio (bien!!!!!!!!!) y el escaso panorama que se obtiene con los espejos exteriores, ambos de ajuste manual. Atrás la visibilidad se compromete un poco por la presencia de sendos apoyacabezas, pero no nos quejamos, preferimos su presencia. Es verdad que los que son tipo diseño “coma” que se embuten son más prácticos, pero también más caros.

En todo auto de esta categoría atrás viajan dos adultos si los de adelante no son egoístas y el Clio no viene a quemar las naves en este sentido: si resignamos espacios “anterior” hay vida “posterior”. Desde las plazas traseras para los más altos penará con la altura al techo, pero el espacio es el esperable. Si tenés amigos de talla normal ninguno se queja, si jugás al básquet… cambia de amigos. Sin salir del asiento trasero diremos que el respaldo es bastante plano lo que le da una ventaja (si van tres el del medio no sufre tanto) y una contra (rebate de una sola pieza, todo o nada).

TERMINACION/ INSTRUMENTAL
El tablero, sin romper esquemas presenta una nueva resolución gráfica sobre fondo blanco que resulta atractiva y funcional: a primer golpe de vista se encuentra lo que se busca. De noche, tiene la clásica tonalidad naranja que aporta elegancia y como toque: el recorrido de las agujas del velocímetro y cuentavueltas se van iluminando a medida que avanzan. Bonito.

El equipo de audio es de la época en la que Charly García afinaba y todo, no tiene MP3, USB, Bluetooth… sólo la practicidad del comando a distancia. Para colmo es de frente desmontable lo que obliga al “quita y pon” en cualquier parada por corta que sea. Un punto que, sin que ponga en riesgo el plato de comida caliente diaria para los herederos de don Renault, debería replantearse. ¿No le vimos nada bueno? Sí: tiene la misma iluminación que el resto del interior, un punto que nos molesta (cosa de histéricos ¿y qué?) cuando no es así y que no todos tiene en cuenta.

En la plancha central ante la ausencia de una computadora o pantalla suma el consuelo de contar con otro portaobjetos. En general está recibe un Muy Prolijo en presentación (sin olvidar de la franja de preciso a la que pertenece), con plásticos duros o rígidos pero de buena apreciación visual. Sólo en el baúl (cables sueltos) en el capot (pelado, sin aislante) caímos en que es un “inicio de gama”.

COMPORTAMIENTO CIUDAD
Se mueve como pez en el agua y le hace “prrrrrrrrrrrr” (con los deditos bordeando la lengua) a todos los que dicen que 1.2 litros es poco para viajar con agilidad. Nos gustó mucho la respuesta motriz... y nos encantó el bajo consumo (los que acceden a esta franja de autos el costo por kilómetro es la primera cuenta que hacen). Si nos apuran afirmamos que es el impulsor más lógico del segmento.

No le sobra nada pero se defiende como gato entre la leña y siempre está en guardia, una vez que se memoriza la curva de torque para aprovechar cada cambio sin la necesidad de llevarlo al corte: es un aliado incondicional en horas de piquetes, marchas y caos generalizado. Se mueve rápido y la dirección responde de manera acorde para escapar hasta el próximo agujero que se presente en el cardumen de metal. Pensado por y para la ciudad.

Remarcamos esa sana intención de colocar en esta categoría motores más modernos, chicos y menos gastadores. Este modelo históricamente tuvo mecánicas “mil seis” que tiene mayor resto, sin duda, pero este “mil dos” es como un buen Tempranillo en un almuerzo de negocios: vivaz, alegre, etéreo y de rápida asimilación, sin complejidades. El embrague no se cansa nunca…. Y eso que lo buscamos.

Dinámicamente respeta la historia del modelo: a pesar de los años es un auto agradable (muy) de manejar; filtra bien lo que pasa por los neumáticos, el comando de caja se lleva sin interferencias (en contrapunto con la opinión de otros colegas amigos), ideal para estos tiempos súper racionales.
Resulta llamativa la elasticidad que logra hasta la cuarta velocidad, no pierde ángel a pesar de ser claramente un impulsor que respira lleno desde la mitad del cuentavueltas en adelante.

COMPORTAMIENTO AUTOPISTA
No es un auto nacido o para andar rápido en la ruta. Viaja sólido pero la ausencia de una suspensión más firme le quita feeling y le aporta rolido; desde la dirección y con la moderada potencia (en este ámbito se nota el trabajo a destajo de los 75 CV) disponible se negocian las curvas con cierta hidalguía: hay que “levantar” en las más cerradas porque responde como un tracción delantera y tiende a buscar la trayectoria exterior y, en contrapartida, en las más veloces a veces se extraña un plus de potencia para tenerlo “agarradito” con el acelerador.

Es fácil y cómodo de llevar y debemos prestar atención si viajamos con más pasajeros o carga porque varía el carácter. Un dato importante: si bien es sensible cuando el asfalto presenta “huellones” la tendencia innata es mantenerse con buena estabilidad direccional, sin necesidad de “manejarlo” todo el tiempo. Con unos amortiguadores más rígidos mejoraría mucho… pero perdería prestancia en ciudad.

El motor, si se lo comprende desde el pequeño cubicaje que presenta, depara rendimientos honestos….y muy austeros. A 120/130 km/h (máxima habilitada para rutas y autopistas) viaja un poquito enroscado (no sobra potencia para tener una quinta elástica que remonte desde abajo) pero de manera natural y sin complejos. En los sobre pasos requiere buen timming con la cuarta para aprovechar todos los corceles. La caja tiene relaciones lógicas y se escalonan sin sobresaltos marcados; la potencia se hace presenta muy arriba y obliga a llevar siempre el pie derecho pesado. Podría ser menos rumoroso en esas condiciones.

PRECIO
En Argentina ya no quedan autos baratos.
Pasemos a dólares lo que costaban hace diez años y veremos que a contramano del poder adquisitivo de la gente los precios encima subieron. Por cierto que no es culpa de la marca francesa, pero cuando se trata de autos con muchos años de tránsito en las listas se acentúa más ese salto. Desde ese punto, de lo nuevo o lo moderno, el Clio apenas defiende los porotos. Hay versiones más baratas, ok, pero al revisar el listado de equipamiento… corremos al salón de usados.

Sí en cambio le juega a favor el bajo costo de mantenimiento, el motor absolutamente lógico y el valor de marca que hace que cuando sea usado no se degrade estrepitosamente. Frente a otros “viejitos” como Corsa, Palio y 206 queda bien parado y bien relacionado, sobre todo por la calidad de terminación, enfrentado a los exponentes más modernos del segmento pierde fuerza en la decisión final. Nos permitimos dejar el final abierto: ¿a vos te cierra?
 

TiempoMotor Test

 
       
  Velocidad máxima (declarada) 161 km/h  
       
  Aceleraciones    
  0-100 km/h 13,96 seg.  
  0-400 metros 19,56 seg.  
       
  Recuperaciones    
  80-120 km/h en 4ª 12,33 seg.  
  80-120 km/h en 5ª 16,12 seg.  
  80-120 km/h en 6ª  
       
  Frenada    
 
  100-0 km/h 43,2 m  
       
  Consumo/Autonomía    
  A 130 km/h 15,7 km/l 785 km  
  Ciclo urbano 13,0 km/l 650km  
  Mixto ciudad/ruta 14,8 km/l 740 km  
       
  Error velocímetro Promedio 3,9%  
       

VIDEO RELACIONADO

TIEMPOMOTOR TEST RENAULT CLIO

Ampliar video

ALZAS

  • CALIDAD DE CONSTRUCCION
  • VIGENCIA
  • TABLERO
  • CONFORT CIUDAD
  • MOTOR

BAJAS

  • EQUIPO DE AUDIO
  • HABITABILIDAD TRASERA
  • EQUIPAMIENTO DE SEGURIDAD
  • LIMITADAS REGULACIONES PARA EL CONDUCTOR
  • SUSPENSIONES BLANDAS PARA LA RUTA

TIPS

. La hermanita perdida. En este segmento lo que no sobran precisamente son controles o perillas… abandonada a su suerte y sobre el lado izquierdo quedó la tecla que permite desempañar el vidrio posterior.

. Tranquilos. Nunca dejamos de “tiranos” abajo o poner los autos en una fosa o elevador para revisar las entrañas y apreciar también desde allí la calidad de construcción, protecciones etc. Un gusto encontrarse en este Clio con un chapón inferior bien machote, que permite ante descuidos salvar la integridad de los órganos mecánicos. Argentina no es Alemania si hablamos de realidad vial.

. Mamá, mamá, sin manos! Las puertas delanteras no tienen pestillos para trabar las puertas, como no goza de los beneficios del cierre automático o en movimiento, obliga a chequear siempre con la tecla de cierre centralizado.

. Alumbrados. Esta versión tiene un solo plafón de luz interior y se ubica adelante. De noche el acceso a las plazas traseras o la pérdida de objetos en ese sector hacen recordar a los reservados de boliches de dudosa reputación. Si le llevás una amiguita y a tu hermano que vayan los dos atrás…

. Fumarola. Casi a contramano de las tendencias mundiales que aíslan y discriminan a los fumadores (hay marcas que directamente obvian los ceniceros) este modelo presenta uno de generoso tamaño, iluminado y en juego con un encendedor.

. Cambio de posición. La baliza se fue al pie de la palanca de cambios en una posición muy baja, que en caso de tener que hacer uso de ella de manera imprevista, hace que nunca la encontremos al primer manotazo.

COMENTARIOS (4)


Barreiro Pablo | 13-05-2011 | 13:41

Hola gente de TM Anticiparon una inversión para Renault y Fiat ¿alguna novedad del restyling del clio? ¿costos, fecha de presentación?
p.d. ¿es necesario que aparezcan nombre y apellido en el mensaje? ¿no puede aparecer el nombre de usuario simplemente?

Respuesta de T.M.:

Hola Pablo, lo del apellido (aparece por el registro inicial... cuando te logueas parece solo)
Por el lado de las presentaciones... todas cartas 2012... seguramente algun datillo surgira en el Salon del Automovil asi que estaremos atentos.
Saludos
el equipo de TM


Barreiro Pablo | 16-11-2009 | 13:07

Coincido con Santiago. lo que pasa es que el diseño del Clio, por lo menos a mí me gusta y del Symbol, lo veo y me gusta lo veo de nuevo y no y lo veo otra vez y me vuelve a gustar. ¿Acortan el margen de precios para lanzar el Symbol? por qué no agregar airbag al Clio

Respuesta de T.M.:

Pablo, no vamos a opinar en cuanto al gusto porque, evidentemente eso es algo subjetivo. En lo que respecta a los precios, hoy el Clio 3 Pack Plus 3 puertas está en 49.900 pesos, el 5 puertas en $52.340 y el Symbol más barato (Pack) lo tenés a 53.550 pesos. Es cierto que la brecha es muy chica y, por eso, es una opción muy atractiva (y como para aprovechar) para los que buscan un auto mediano, con buen espacio interior y muchísima más capacidad de baúl.
Saludos, el equipo de TM


Manchado Ignacio | 25-06-2009 | 14:16

Muy bueno el test, muy completo y me gusta que siempre aprovechan la oportunidad para hacer un pequeño reclamo en el sector seguridad que muchas veces cuenta con el mínimo. Por otro lado, pasando a dolares, como dice el último párrago U$S12.500 por ese auto con ese equipamiento, es mucho, el Corsita Classic cuesta $5.000 menos y ofrece lo mismo con 1.6L, es como dicen, no hay autos baratos... Saludos.


Bello Santiago | 20-06-2009 | 22:55

Hasta donde vale la pena comprar este clio? Renault ofrece por $3000 el symbol que, guste o no, es un diseño nuevo y entre el equipamiento de serie se alza con un air bag para el conductor y todo lo que trae este clio, agrega un BAUL (sisi con mayusculas) y dicen que atras es un poco mas grande. En lo que si me parece que el clio supera al symbol (en su vercion base o pack) es en motor, xq este ultimo viene con el 1.6 pero de 8v y 90cv, es de concepcion mas antigua, anda mas pero consume mas.

Un saludo para todos los que hacen TM


Para poder dejar un comentario, debera estar registrado en TiempoMotor.