Jueves 26 de Abril de 2018 | 21:49 HS.

LA PRODUCCIÓN DE VEHÍCULOS CAE POR NOVENO MES CONSECUTIVO EN ARGENTINA

Las líneas de producción incrementaron sus pérdidas al registrar un volumen de 39.768 unidades, una disminución del 9,6% en Mayo. Brasil, nuestro mayor comprador, agudiza su recesión.

La industria nacional mantiene un bajo volumen productivo en un contexto desfavorable, donde el mercado brasileño dicta en buena parte la suerte de las terminales argentinas. El país vecino, redujo sus matriculaciones un 27% en los primeros cinco meses del año.

Con más promesas y hechos concretos, las terminales buscan a corto plazo concretar un acuerdo de libre comercio con Colombia (por el momento el mercado con dicho país cayó un 50%) y, a mediano plazo el libre comercio con la Unión Europea para disminuir la dependencia de Brasil. Tema que está en la agenda de Macri en su próximo viaje hacia Alemania.

En este contexto, en el mes de mayo se registraron en las fábricas argentinas un volumen de 39.768 vehículos, representando una pérdida del 9,6% en su comparativa interanual contra las 44.003 unidades producidas en 2015, según informó ADEFA.

En el acumulado anual, la producción local llegó a las 182.383 unidades, marcando un retroceso del 12,5 por ciento respecto a 2015 cuando se produjeron 208.456.

EXPORTACIONES. En mayo se exportaron 18.199 vehículos, representando un decrecimiento de 15,5 puntos porcentuales, comparándolo con las 21.543 unidades exportadas en el mismo mes del año pasado. En el acumulado anual, las exportaciones a los distintos mercados alcanzó la cifra de 74.161 unidades, un 26,5% por debajo de las 100.965 registradas en los primeros cinco meses de 2015.

Los destinos de los productos argentinos mantienen a Brasil (79,8%) como principal comprador. Los restantes destinos más significativos, son México (5,1%) y Europa (2,4%).

VENTAS. Finalmente, las ventas a las concesionarias presentaron un aumento sustancial en mayo, al registrar un crecimiento de 19,8% en el interanual con un volumen de 60.360 unidades vendidas en la red local, respecto a las 50.380 del mismo mes pero del año anterior.

Si lo analizamos desde el lado de las matriculaciones, el mercado está manteniendo el stock luego de la gran reducción sufrida durante todo el año anterior para acomodarse a la nueva realidad.

En el acumulado, se registraron ventas por  283.012 vehículos, un 28,9% más respecto de los 219.583 que se alcanzaron en el mismo período del 2015.

LA PRODUCCIÓN CONTUVO SUS CAÍDAS EN ABRIL

Las líneas de producción de las terminales argentinas vivieron su mejor mes del año registrando un volumen de 20.704 unidades. Las empresas del sector buscan abrir nuevos mercados para la exportación a fin de recuperarse de las pérdidas que genera Brasil.

La producción nacional mantiene un bajo volumen en un contexto externo desfavorable que dicta en buena medida la suerte de las terminales argentinas.

En este sentido y a fin de contrarrestar las penurias económicas que atraviesa Brasil y la abrupta caída de su sector automotor, las terminales locales buscan concretar en el corto plazo un acuerdo de libre comercio -muy demorado a estas alturas- con Colombia y, a mediano plazo, el libre comercio con la Unión Europea, convenios con los cuales buscan disminuir la dependencia del comercio externo con el que hasta ahora habia sido su principal socio.

En este contexto, en el mes de abril se registraron en las fábricas argentinas un volumen de 44.447 unidades, representando una leve pérdida del 0,4% en su comparativa interanual contra las 44.638 producidas en 2015, según informó ADEFA.

En el acumulado anual, la producción nacional llegó a las 142.615 unidades, marcando un retroceso del 13,3 por ciento respecto a 2015 cuando se produjeron 164.453 vehículos.

EXPORTACIONES. En abril se exportaron 20.704 vehículos, representando un crecimiento de 1,2 puntos porcentuales, comparándolo con las 20.459 unidades exportadas en el mismo mes del año pasado. En el acumulado anual, las exportaciones a los distintos mercados alcanzó la cifra de 35.258 unidades, un 40,2% por debajo de las 58.963 unidades registradas en los primeros cuatro meses de 2015.

Los destinos de los productos argentinos mantienen a Brasil (81,4%) como principal comprador. Los restantes destinos más significativos, son México (4,5%) y Europa (2,4%).

VENTAS. Finalmente, en el cuarto mes del año las ventas a las concesionarias se incrementaron sustancialmente, al registrar un crecimiento de 38,1% en el interanual con un volumen de 60.513 unidades vendidas en la red local, respecto a las 43.819 del mismo mes pero del año anterior.

Si lo analizamos desde el lado de las matriculaciones, el mercado está manteniendo el nivel de stock alcanzado luego de la gran reducción sufrida durante todo 2015.

En el acumulado, se registraron ventas por 222.652 vehículos, un 31,6% más respecto de los 169.203 que se alcanzaron en el mismo período 2015.

Información Destacada

Enrique Alemañy, presidente de la Asociación de Fábricas de Automotores (ADEFA), destacó: “El comportamiento de las principales variables de la industria automotriz, puntualmente producción y exportación,  se mantiene estable teniendo en cuenta el nivel de actividad que viene registrando Brasil, principal socio comercial  para nuestro sector y sobre el cual no se vislumbran cambios inmediatos. Independientemente, continuamos trabajando para  consolidar una Política Automotriz del Mercosur que integre y desarrolle de manera equilibrada la actividad industrial en ambos países. Además buscamos potenciar el perfil exportador de esta industria  haciendo todos los esfuerzos para alcanzar nuevos acuerdos como es el caso de Colombia y  continuamos trabajando en iniciativas que contribuyan a la mejora de la competitividad”.

“El crecimiento que registra el sector en materia de ventas, acompaña el nivel de la demanda minorista que ha superado las expectativas  iniciales”, añadió Alemañy.

EL RENAULT KAPTUR PUSO PRIMERA EN RUSIA

El flamante SUV chico de la marca del Rombo ya está siendo producido en el país más grande del mundo, donde incluso se realizan sus motores. A partir del año que viene también sería brasileño.

Renault anunció el inicio de la producción del nuevo Kaptur en la planta rusa de Moscú, primer lugar del mundo encargado de producir (algo que también sucede por primera vez) el modelo global, el cual llegaría a Sudamérica. 

El modelo salido de la planta rusa estará destinado a ese mercado, donde debutará en los próximos meses, además de ser exportado a otros países de esa región, como Bielorrusia y Armenia, y otros destinos como Vietnam.   

Renault también anunció un incremento en el nivel de localización de componentes, ya que el modelo utiliza muchas piezas fabricadas en Rusia, incluyendo el motor que está combinado con la tracción 4x4. 

Presentada hace un mes, la nueva SUV del Rombo posee un estética basada en el Captur español pero con novedades en la plataforma. Se ubica en el segmento B y posee una longitud de 4,33 metros y una altura de 1,61 m. 

En el habitáculo cuenta con el estilo del Captur, aunque tendría más espacio en las plazas posteriores. Además, el baúl posee una capacidad de 387 litros que se puede ampliar hasta los 1.200. 

La mecánica incluye cajas automática y manual de seis velocidades, además de un sistema de tracción 4x4 con los modos de funcionamiento 4x2, Auto (reparte la tracción entre ambos ejes) y Lock, que bloquea el diferencial central. 

En Brasil, algunos medios especializados indican que el Kaptur podría ser producido en ese país apartir del año próximo, lo que lo acercará al mercado local.

ADEFA: ENTREVISTA A ENRIQUE ALEMAÑY

Con el cambio de Gobierno y Brasil en baja, el sector registra un desempeño negativo en sus principales indicadores. El presidente de ADEFA y Ford en el país, repasa el presente, los desafíos y las claves para potenciar el futuro de la industria automotriz en Argentina.

TEXTUAL ADEFA

Enrique Alemañy presidió la Asociación de Fábricas de Automotores (ADEFA) en el período 2013/ 2014. El año pasado, tras el alejamiento de Isela Costantini de la industria automotriz, la Comisión Directiva le encomendó sellar un nuevo compromiso para el período 2015/2016.

“Nuestro sector tiene una fuerte impronta en el desarrollo industrial del país. Somos uno de los pocos países que tiene el privilegio de tener industria automotriz posicionándose en los primeros 25 puestos del ranking global".

Entrevista: Enrique Alemañy repasa el presente, los desafíos y las claves para potenciar el futuro de la industria automotriz en Argentina.  

-¿Cuál es su  balance del cierre 2015?  En términos de mercado, el 2015, ha sido razonable con 643.000 unidades. Probablemente, haya sido más alto de lo que nosotros esperábamos al inicio de año, aunque se ubicó lejos del récord del año 2013. Tuvo un buen nivel de actividad aunque significativamente estuvo afectado por la falta de dólares para efectuar los pagos de las importaciones. Podríamos decir que fue un mercado atípico, un mercado más de oferta que de demanda como ocurre pocas veces en los ciclos de la industria automotriz.

Por el lado de las exportaciones fue año muy complicado con la caída del volumen del mercado más importante para nosotros que es Brasil. Con una baja de más de un 30% la industria pasó 3.200.000 unidades a 2.500.000  en la última parte. Ese volumen de 2015 afectó a todo el mercado de exportación y por eso terminamos con un nivel de producción de unas 543.000 unidades. Nivel más bajo que el año anterior.

-Frente a esos resultados ¿Qué desafíos se presentan? El balance fue relativamente razonable para el mercado doméstico pero muy complicado para el mercado de exportación. Eso, desde el volumen, se dio por la caída de Brasil y la devaluación del real. Esto generó que nuestras exportaciones no fueran competitivas. En este camino, es necesario generar mejores condiciones, generar el escenario propicio para atraer empresas a través del desarrollo del polo de proveedores directos y fomentar la innovación tecnológica aplicada a desarrollos específicos de la industria automotriz. Desde el punto de vista macro, nos permitirá generar divisas para poder sostener una industria de gran volumen con un menor consumo de dólares. Asimismo, el desafío es continuar trabajando en la capacitación en toda la cadena productiva.

-¿Cuáles son las estimaciones para este 2016? Para este año las expectativas están en tener una industria similar o un poquito más baja que el año anterior de alrededor de 600.000 unidades de patentamientos. Con la normalización en el flujo de dólares, probablemente haya más oferta que demanda. Eso puede hacer un mercado muy exigente en términos de competencia. En paralelo, la situación externa entendemos que se mantendrá complicada. No hay perspectivas de que Brasil se recupere, se estima una industria de unas 2.200.000 unidades y un real que se mantendrá en los niveles actuales. Eso le pondrá mucha presión al sector productivo de la industria automotriz Argentina para mejorar la competitividad y poder seguir exportando en forma rentable.

-En el marco de un recambio político, ¿qué medidas se implementaron para el sector? Hay varios temas que estaban pendientes desde el 2015 y resolvieron las nuevas autoridades. Ahora tenemos un cronograma para la cancelación de las deudas por importaciones que estaban vencidas y la liberación del flujo en la compra de dólares a partir de los embarques de diciembre. También se resolvió el tema del impuesto interno y se tomaron medidas importantes para mejorar la competitividad de las exportaciones, sobre todo por la eliminación de las retenciones. Respecto a la asignatura pendiente, con la devaluación del peso a 14, mejoró la competitividad, pero hay motivos estructurales por los cuales a pesar de ese tipo de cambio no somos competitivos.

¿Por ejemplo? Se da en la estructura impositiva. Estamos exportando alrededor de un 15% de impuestos y el reembolso es del 6%, con lo cual necesitamos trabajar para mejorar esa estructura. Mientras tanto, deberíamos corregir o aumentar reembolsos para no exportar impuestos cuando nuestros principales mercados han devaluado fuertemente. En el sector tenemos que trabajar sobre los saldos inmovilizados de impuestos; el IVA sobre los bienes de capital. Eso genera un problema estructural con un mecanismo muy difícil para recuperarlo. Estamos conversando con las autoridades para ver si esto se resuelve en forma definitiva.

También tenemos que trabajar con los proveedores de las materias primas como chapa, plástico, aluminio de manera tal de acordar niveles de precios que nos permitan ser competitivos, que nos permitan fomentar la localización de componentes, trabajar en la logística y el desarrollo de infraestructura.

- Las autoridades nacionales confirmaron que se encuentran avanzando junto a la cadena de valor en una Ley de Autopartismo ¿En qué estadio se encuentra el proyecto? Es fundamental trabajar en fortalecer el autopartismo. Con las autoridades estamos en ese camino para poder contar con una nueva Ley que brinde las condiciones para que se concreten inversiones.

-En el mismo orden, ¿cuál es la posición de ADEFA respecto de elevar el corte de etanol y bio en los combustibles? Argentina tiene que adaptarse a las políticas de largo plazo que establezca el gobierno en materia energética, en materia de combustibles. Lo que nosotros esperamos es contar con un plan de largo plazo, con tiempos razonables para que podamos planificar las inversiones en ingeniería y productos para cumplir con esas reglas. Es fundamental contar con previsibilidad de manera tal de evitar sorpresas porque eso hace a la calidad de los productos y los servicios que pueden afectar a los clientes.

-¿Cómo se posicionan los temas logísticos en la agenda sectorial? En los últimos años hemos visto con cierta preocupación el aumento de la incidencia de los costos logísticos en nuestras estructuras de costos haciendo necesario trabajar al respecto. Desde ADEFA vamos a promover un estudio sobre la factibilidad de alternativas de transporte como el tren. Hay que hacer un profundo análisis sobre el tema. Hay puntos a mejorar como el de las tarifas portuarias.

“El efecto derrame sobre otros sectores es destacado y por cada puesto en el sector se generan cinco en la cadena. En la actualidad, la industria es el sustento de más de 140 mil familias y en forma permanente promovemos y destinamos más de 35.000 horas anuales al desarrollo y capacitación de nuestra gente que es reconocida por ser altamente calificada”, destacó Alemañy.

-¿Cuál es el camino para contar con una industria fuerte? ¿Apelar a una estrategia de especialización- complementación? Ese es el camino y hay que profundizarlo. Claramente, la estrategia es tener inversiones eficientes y escala. La única manera de tener eso es sumar ambos mercados, es decir, Argentina y Brasil y complementarse en la producción de los vehículos de manera tal de evitar costos duplicados. La especialización es el camino y, en la medida en que mejoremos la competitividad, cuánto más mercados incorporemos utilizando este criterio de especialización, más eficientes seremos y podremos aumentar nuestras exportaciones.

¿De qué manera? Es fundamental contar con nuevos mercados  de exportación e integrar cada vez más el Mercosur. Eso hace que las inversiones se crucen y cada país se vaya especializando en algún modelo o algún commodity. Eso permite ser eficiente y transformar al Mercosur en una plataforma exportadora competitiva.

Distintos países tienen incentivos para que la industria automotriz sea pujante. Hay varios ejemplos como el caso de Corea y el impulso que le ha brindado a sus firmas emblemáticas para salir al mundo y desembarcar en Estados Unidos. O también el caso de Brasil que brindó condiciones como el Plan Inova para impulsar inversiones y llevó a que se instalen nuevas terminales. Sería de interés tratar el tema de incentivos fiscales.

- ¿Cuáles son los destinos que considera prioritarios en este esquema de negocios para sortear los obstáculos de la Brasil-dependencia? El Mercosur debiera, por cercanía geográfica, ser la fuente de abastecimiento de toda Latinoamérica. Eso fue en un principio, hoy nos está costando en algunos mercados que ya tienen una apertura importante como es el caso de Colombia, Perú y Chile. Es un desafío competir con productos de origen asiático y competir con México,  que luego de la devaluación del peso mexicano, es mucho más competitivo que Argentina y Brasil.

- Destacó el tema de competitividad y el caso de México ¿Qué le falta a la Argentina para poder estar en línea con ese esquema? Es fundamental atacar los temas estructurales que no nos permiten ser competitivos. Resolviendo esos problemas, se puede buscar nuevos mercados. México tiene una gran ventaja al formar parte del NAFTA y ser una fuente de suministro para Estados Unidos. Es un mercado muy grande, pero nosotros podríamos, logrando competitividad, sumar toda Latinoamérica. Eso nos permite hablar de una escala muy importante.

-En término de buscar nuevos mercado ¿Cuál es la posición respecto de avanzar hacia un acuerdo Mercosur- Unión Europea?  El camino para el desarrollo de la Argentina es integrarse al mundo. Integrarse al mundo es: alianza del Pacífico y Unión Europea. No obstante, para  hacerlo tenemos que tener condiciones que nos permitan competir en un mundo donde existe gran exceso de capacidad instalada. El  viento de cola desapareció y por ello tenemos que trabajar con el Gobierno para generar una agenda de largo plazo que nos permita ser competitivos y en la medida en que vemos que podemos competir, hay que hacer acuerdos de apertura inteligentes. No sólo con la Unión Europea, sino también con la  alianza del Pacífico.

Información Destacada

CURRICULUM VITAE

Alemañy ingresó a Ford en el año 1981 en el área de Finanzas, donde luego de trabajar en diversos sectores fue nombrado gerente de Presupuesto y Análisis de Resultados. Asimismo entre 1995 y 1997 trabajó en Brasil como director de Estrategia y Planeamiento del Negocio de las operaciones de Ford Argentina y Ford Brasil.

En su regreso al país, ocupó la posición de Controller hasta que en 1999 fue designado director de Finanzas y Vicepresidente de Ford Argentina y Ford Chile.

Desde 2005, Alemañy es presidente de Ford Argentina y Chile, tiene 59 años, argentino y graduado en Ciencias Económicas en la Universidad de Buenos Aires (UBA). Es casado y tiene tres hijos.

En el período 2013/ 2014 fue presidente de ADEFA, cargo que asumió nuevamente en diciembre de 2015.

CUENTA REGRESIVA PARA EL NUEVO CHEVROLET CRUZE ARGENTINO

Antes de la llegada del esperado modelo nacional, anticipamos algunas de sus características. Será producido en la planta de Alvear, tras una inversión de 750 millones de dólares.

Una de las grandes novedades de la industria automotriz para el presente año es la segunda generación del Chevrolet Cruze, el modelo global de General Motors perteneciente al segmento C.  

TM formará parte de la presentación del Cruze en el mercado argentino, la cual tendrá lugar del 3 al 5 de mayo. El modelo saldrá de la línea de montaje de la planta de Alvear (Santa Fe) tras una inversión de 750 millones de dólares.

El Cruze resultante del famoso Proyecto Fénix tendría una gama compuesta por las dos carrocerías del modelo, ambas reveladas en Estados Unidos. La primera fue la sedán, ya a la venta en ese mercado, y la otra la hatchback con cinco puertas

Se espera que el modelo debute en el país al menos con la silueta tricuerpo, la cual se destaca por su diseño moderno alineado a los últimos Chevrolet.

Además, tiene un coeficiente aerodinámico de 0.29, una longitud de 4666 milímetros (68 más que el actual) y un peso reducido en hasta 110 kilos.

La automotriz aún no brindó detalles sobre el modelo, por lo que todavía no se sabe cómo estará compuesta la gama y cuál será el equipamiento destacado. En Estados Unidos incluye el sistema MyLink de última generación con pantalla táctil de 8", airbags para las rodillas de los pasajeros delanteros, asistente de mantenimiento de carril y alerta de tránsito cruzado posterior, entre otras novedades. 

Por el lado de la mecánica, una de las posibilidades podría ser el motor 1.4 turbo con inyección directa presentado junto al modelo norteamericano, y que tendría chances de ser fabricado en Argentina. Posee cuatro cilindros, 153 CV de potencia y un torque de 240 Nm. Se podría combinar con transmisiones de seis velocidades, tanto manual como automática.

FIAT CRECE EN ARGENTINA: FCA INVIERTE PARA FABRICAR UN NUEVO E INÉDITO MODELO

Tras una inversión de USD 500 millones la marca italiana producirá para toda latinoamérica un sedán compacto perteneciente al segmento C. Saldrán de la línea productiva de Ferreyra unas 150 mil unidades anuales, que en gran parte se exportarán a la región .

Fiat Chrsyler Automobiles (FCA) anunció hoy -ante la presencia del CEO de FCA, Sergio Marchionne, del Presidente de la Nación Ing. Mauricio Macri y del presidente de FCA Argentina, Cristiano Rattazzi-, una inversión en el país por 500 millones de dólares destinados a la producción de un nuevo e inédito modelo de Fiat que se comercializará a partir del segundo semestre de 2017.

El nuevo modelo que Fiat producirá en Ferreyra pertenece al segmento C1, si bien no hubo ninguna confirmación oficial, se ubicaría entre el tamaño del Fiat Línea y el Fiat Grand Siena, tal como te adelantáramos. Se trata de un modelo totalmente novedoso y su fabricación será para abastecer al mercado latinoamericano.

Esta importantísima erogación del Grupo FCA para la monoalocación del nuevo producto, será destinada al reequipamiento de la fábrica, la incorporación de nuevas tecnologías y procesos, y el desarrollo de proveedores haciendo foco en el aumento de los niveles de integración local aspirando llegar a un 55% y en mejorar la competitividad.

El CEO global de FCA, Sergio Marchionne manifestó, “Se trata de una elección que asigna al establecimiento de Córdoba un rol central en el industrial de FCA en América Latina”. “Esta fabrica recibirá la más moderna tecnología hoy disponible en el sistema industrial de FCA”,  concluyó.

Por su parte, el Presidente Macri dirigió unas palabras a los presentes, donde señaló: “el trabajo conjunto de gobiernos, empresas y sindicatos garantizará el mejor trabajo para todos"…. Afirmó también que "la estrella polar del país, debe ser la productividad";…  y aseguró que "los argentinos somos capaces de fabricar los mejores autos del mundo".

La planta de Fiat en Ferreyra, Cordoba, continuará implementando la metodología Word Class Manufacturing (WCM) de FCA - en el marco del programa en marcha de mejora continua-, permitiendo la rápida adaptación a los cambios del mercado con una mayor flexibilidad, ya que se basa en un proceso creado en tecnologías Poka-Yoke, JIT y la implementación de la polivalencia de los operarios, atendiendo respetuosamente la calidad final, independientemente del volumen y el mix de productos.

Además, la planta empleará la metodología Work Place Integration (WPI) que servirá para optimizar los procesos, que asegurará un alto nivel de calidad en el proceso de montaje del vehículo.

Fca anuncia una producción de más de 100.000 unidades – a nuestro entender las líneas productivas tendrán una capacidad instalada para unas 150.000 unidades anuales-, de las cuales se destinarán en un 80 % a la exportarción a distintos mercados de América Latina, con un potencial futuro de alcance global, aseveró Cristiano Rattazzi.

Información Destacada

También estuvieron presentes el gobernador de Córdoba, Juan Schiaretti; el Intendente de la ciudad de Córdoba, Ramón Mestre; el Presidente de la Cámara de Diputados, Emilio Monzó; el Ministro del Interior, Rogelio Frigerio; el Secretario General de Presidencia, Fernando De Andreis; el COO FCA LATAM y Director de Manufactura,  Stefan Ketter; el presidente de Desarrollo de FCA LATAM, Cledorvino Belini; y el Director General de Argentina y Rest of LATAM, Roberto Gigliarelli, entre otros.

 

LA PRODUCCIÓN SIGUE EN ROJO: -8,4% EN MARZO

Las líneas de las distintas terminales continúan sufriendo contracciones ante la crítica situación de Brasil, mientras las ventas internas dan un alivio con un crecimiento del 20,1 por ciento.

La producción nacional continúa cayendo en un contexto externo desfavorable. La crisis en Brasil, principal mercado receptor de nuestras exportaciones, percute en el país, lo que se traduce en suspensiones y eliminación de turnos por parte de algunas terminales. Como contrapartida, las ventas a concesionarios crecieron alivianando el porcentaje de baja en las líneas productivas.

Para revertir esta situación de dependencia con el país vecino, las terminales buscan a corto plazo concretar un acuerdo de libre comercio con Colombia -que representa un mercado creciente de 350 mil unidades- y, a mediano plazo, el libre comercio con la Unión Europea.

En este contexto, en el mes de marzo se registraron en las fábricas argentinas un volumen de 46.209 unidades, representando una pérdida del 8,4% en su comparativa interanual contra las 50.438 producidas en 2015, según informó ADEFA.

En el acumulado anual, la producción nacional llegó a las 98.168 unidades, marcando un retroceso del 18,1 por ciento respecto a 2015 cuando se produjeron 119.815 unidades.

EXPORTACIONES. En marzo se exportaron 17.192 vehículos, representando una pérdida de 37,9 puntos porcentuales, comparándolo con las 27.701 unidades exportadas en el mismo mes del año pasado. En el acumulado anual, las exportaciones a los distintos mercados alcanzó la cifra de 35.258 vehículos, un 40,2% por debajo de las 58.963 unidades registradas en los primeros tres meses de 2015.

Los destinos de los productos argentinos mantienen a Brasil (81,7%) como principal comprador. Los restantes destinos más significativos, son México (4,1%) y Paraguay (2,5%).

VENTAS. Finalmente, en el tercer mes del año las ventas a las concesionarias presentaron un aumento sustancial del 20,1% en el interanual, con un volumen de 60.694 unidades, respecto a las 50.545 del mismo mes pero del año anterior.

En el acumulado, se registraron ventas por 162.139 vehículos, un 29,4% más respecto de los 125.253 que se alcanzaron en el mismo período del 2015.

Información Destacada

Enrique Alemañy, presidente de la Asociación de Fábricas de Automotores (ADEFA), destacó: “El comportamiento de las principales variables de la industria automotriz en el primer trimestre se ha visto claramente afectado por el magro desempeño de Brasil. Es por ello que, de no haber mayores cambios, se puede prever que el mercado presentará un comportamiento similar a 2015, mientras que la producción podría registrar una leve caída respecto del año anterior afectada por menores exportaciones a Brasil y parcialmente compensada por mayores ventas de unidades nacionales en el mercado interno”.

“Actualmente tenemos una fuerte dependencia de Brasil. En este sentido, hay que continuar avanzando en potenciar el perfil exportador de esta industria;  consolidar la implementación de una nueva Política Automotriz del Mercosur que integre y desarrolle de manera equilibrada la actividad industrial en ambos países; además de buscar nuevos mercados y materializar un acuerdo comercial con Colombia, y mecanismos para reducir el peso de los impuestos en las exportaciones”, dijo Alemañy.

LA MERCEDES-BENZ SPRINTER VIAJA A NORTEAMÉRICA

El modelo argentino es el protagonista de las primeras exportaciones a Estados Unidos y Canadá. Se enviarán 8.600 unidades durante 2016, lo que representará el ingreso de 300 millones de dólares.

Mercedes-Benz Argentina concretó el primer despacho de unidades Sprinter producidas en el Centro Industrial Juan Manuel Fangio de Virrey del Pino. ¿El destino? Los puertos de Charleston y Baltimore en Estados Unidos

Se trata de la primera etapa, compuesta por 330 unidades, de un plan de exportaciones que permitirá enviar 8.600 unidades durante el año 2016. De ese total, 8.000 tendrán como destino el mercado de Estados Unidos, mientras que las 600 restantes llegarán a Canadá. Las variantes elegidas son Furgones, Chasis con Cabina y Vans destinadas a pasajeros.

Las exportaciones a Norteamérica previstas para el presente año representarán una suma mayor a los 300 millones de dólares. De esta forma, por primera vez en la historia MB Argentina abastecerá a Estados Unidos y Canadá, lo cual compensará la caída de exportaciones al mercado de Brasil. Además, posibilita mantener el empleo local, ya que la marca sumó 226 nuevos operarios (ahora posee más de 2.500) y cuenta con dos turnos de producción en su planta. 

En este marco, y con el objetivo de cumplir con las altas demandas de calidad y equipamiento de ambos países norteamericanos, la renovada Sprinter cuenta con más de 3500 nuevos códigos de piezas.

Para concretar la actualización del modelo, que incluyó la incorporación de nuevas tecnologías y procesos en la fábrica bonaerense, la firma alemana anunció en 2013 un plan de inversiones de 220 millones de dólares que luego se amplió hasta los 250 millones. 

Durante la realización del despacho de las primeras unidades, lo cual tuvo lugar en el Centro Industrial Juan Manuel Fangio, se dieron cita el Ministro de Producción de la Nación, Ing. Francisco Cabrera, y Joachim Maier, presidente de Mercedes-Benz Argentina, además de otros directivos de la marca y representantes del Gobierno y de SMATA.

Información Destacada

“Estamos frente a un hito para nuestra empresa: Mercedes-Benz es la primera terminal local en exportar unidades producidas en la Argentina a los exigentes mercados de Estados Unidos y Canadá”, comentó Joachim Maier, quien agregó: “Es un orgullo para nosotros afirmar que este proyecto implica que Mercedes-Benz producirá el mismo modelo de Sprinter que se comercializa a nivel mundial debido a que el Centro Industrial Juan Manuel Fangio está tecnológicamente preparado para abastecer la demanda de cualquier mercado. Todo un logro para nuestra empresa que este año está cumpliendo 65 años de compromiso industrial ininterrumpido en Argentina”.

LA PRODUCCIÓN SIGUE CAYENDO FUERTEMENTE EN 2016

Las fábricas argentinas viven un momento delicado a pesar de las mejores condiciones para la venta en el mercado externo, con caídas del 25% en la producción y del 41% en la exportación. Por su parte, las ventas internas crecieron dan un alivio con un crecimiento del 19,3 por ciento.

La producción nacional continúa cayendo ante un contexto externo desfavorable debido en primer término a la gran contracción que sufre el mercado Brasilero, y en segundo lugar por la falta de diversificación e incremento de las exportaciones en otros mercados.

La alternativa por la que bregan concretar las terminales en un corto plazo, es el libre comercio con Colombia que hoy presenta una demanda muy favorable para las pick-ups argentinas.

En contrapartida, las ventas en el mercado interno sostienen a su medida la actividad productiva hasta el momento, mientras el peso argentino sigue devaluándose fuertemente ante el dólar y se espera un nuevo traslado a precios.

Por lo expuesto, en febrero se registraron en las fábricas argentinas un volumen de 34.174 unidades, representando una pérdida del 25,1% en su comparativa interanual contra las 45.605 producidas en 2015, según informó ADEFA.

En el acumulado anual, la producción nacional llegó a las 51.959 unidades, marcando un retroceso del 27,1 por ciento respecto a 2015 cuando se produjeron 71.230 vehículos.

EXPORTACIONES. En febrero se exportaron 14.178 vehículos, representando una pérdida de 41,5 puntos porcentuales, respecto de las 24.223 unidades exportadas en el mismo mes del año pasado. En el acumulado anual, las exportaciones a los distintos mercados alcanzó la cifra de 18.066 unidades, un 43,3% por debajo de las 31.843 registradas en el primer bimestre 2015.

Los destinos de los productos argentinos mantienen a Brasil (82,6%) como principal comprador. Los restantes destinos más significativos, son Europa (3,7%) y Paraguay (3,5%).

VENTAS. En febrero las ventas a las concesionarias presentaron un aumento sustancial al registrar un crecimiento de 19,3% en el interanual con un volumen de 52.593 unidades vendidas en la red local, respecto a las 49.935 del mismo mes pero del año anterior.

En el acumulado, se registraron ventas por 102.528 vehículos, un 31,1% más respecto de los 78.202 que se alcanzaron en el mismo período del 2015.

Información Destacada

“El comportamiento de las principales variables de la industria automotriz dan cuenta de la necesidad de redoblar los esfuerzos y el trabajo en conjunto con la cadena de valor y las autoridades para mejorar la competitividad de la industria automotriz y desarrollar nuevos mercados de exportación”, señaló Enrique Alemañy, presidente de la Asociación de Fábricas de Automotores (ADEFA).

TOYOTA CULMINÓ LA AMPLIACIÓN DE LA PLANTA DE ZÁRATE

La extensión de la fábrica bonaerense demandó más de 800 millones de dólares y le permite a la filial local ser base de producción y exportación de las Hilux y SW4 para América Latina.

Toyota Argentina realizó el anuncio de la culminación de las obras que permitieron la ampliación de su planta de Zárate (provincia de Buenos Aires), donde lleva a cabo la producción de los modelos Hilux y SW4. 

Para concretar dichas obras, la marca japonesa destinó una inversión de más de 800 millones de dólares. Además, la ampliación le permitió convertirse en base de producción y exportación de las Hilux y SW4 para los mercados de América Latina.

Mediante este proyecto, la automotriz incorporó 1.000 nuevos empleados en la fábrica bonaerense, que de esta forma ya cuenta con más de 4.900 personas trabajando de forma directa, junto con más de 25.000 de forma indirecta. 

Desde sus unicios en el año 1997, la fábrica de Zárate se encarga de la producción de la exitosa Toyota Hilux (pick up), que en 2015 cumplió una década de liderazgo, y a finales del año pasado presentó su nueva generación.  

Por el lado de la SW4, la anterior generación de la variante SUV de la pick up comenzó a ser fabricada en Argentina en 2005, mientras que en diciembre del año pasado le dio la bienvenida a su nueva generación. Ambos modelos son fabricados principalmente para la exportación.

El acto del anuncio de la ampliación contó con la presencia del Presidente de la Nación, Ing. Mauricio Macri, y de la Gobernadora de la provincia de Buenos Aires, María Eugenia Vidal, junto con el presidente de Toyota Argentina, Daniel Herrero, y otros directivos de la marca. 

RENAULT GRITÓ 3 MILLONES EN SANTA ISABEL

Anunció que salió de la línea de montaje cordobesa la unidad número 3 millones -perteneciente a un Fluence- desde que la planta fue inaugurada en 1955. El modelo más producido es el Clio, con 520.653 unidades.

Renault Argentina fabricó la unidad número 3.000.000 en la Fábrica Santa Isabel del barrio homónimo de la ciudad de Córdoba, hito que estuvo representado por un Fluence en versión GT Line de color rojo fuego. 

Inaugurada en marzo de 1955 como Industrias Kaiser Argentina, la planta argentina hasta la fecha ha producido nada menos que 25 modelos. Algunos de ellos son los Gordini, Renault 12, Renault 11, Torino y Coupé Fuego, íconos de la industria automotriz local. 

El primer modelo en ser fabricado, salido de línea de montaje el 27 de abril de 1956, fue un Jeep Willys, mientras que tres años después un convenio de licencia y asistencia técnica con la Régie Nationale des Usines Renault fue el primer paso para la producción de los productos de Renault.

 

Hasta la fecha, los cinco productos con mayor volumen de fabricación en la planta de Santa Isabel son el Clio (520.653 unidades), el Renault 12 (444.045), la Kangoo (323.136), el 19 (180.167) y el Renault 4 (148.361).

Entre sus características, la fábrica cuenta con una superficie de 197,3 hectáreas y con una construcción de más de 400.000 metros cuadrados. En el presente, opera mediante el sistema APW (Alliance Production Way) de la alianza Renault-Nissan, y cuenta con más de 2.000 empleados divididos en dos turnos dedicados a al fabricación de los modelos Clio, Kangoo y Fluence

Otra de las claves de la Fábrica Santa Isabel son los procesos para disminuir el impacto ambiental durante la fabricación. Desde 2009, el consumo de agua por unidad producida se redujo 36%, mientras que los residuos generados bajaron un 35%.

La planta ahora está siendo actualizada para arrancar, durante el segundo semestre de 2016, con la fabricación de los nuevos Logan, Sandero y Sandero Stepway. Luego, desde 2018, también será la encargada de fabricar las pick ups Renault Alaskan y Nissan NP300 Frontier, y una de Mercedes-Benz.

LA HONDA HR-V SUMA LA VERSIÓN EX A SU GAMA

El crossover nacional que se ofrecía en variantes de equipamiento LX y EXL, incluye una nueva opción del modelo a su gama. Esta incorpora Paddle Shift y volante multifunción con comando de audio y Cruise Control.

Honda Motor de Argentina, a fin de satifacer la demanda de sus clientes, incorpora a su oferta la versión EX a la gama de la Honda HR-V,  ubicada entre las versiones LX y EXL, fusionando características en materia de equipamiento y confort.

Por tanto la gama queda compuesta por la versión  LX, cuyo valor es de 375.000 pesos, la nueva versión EX cuyo precio asciende a los 417.000 pesos y la versión tope de gama EX-L, que cuesta 482.900 pesos. Las tres opciones equipan el motor 1.8 de 140 CV, acoplado a la transmisión automática CVT y tracción simple.

La dotación de seguridad incluye de serie en todas las versiones control de estabilidad VSA, frenos a disco en las cuatro ruedas, ABS con EBD BA, doble airbag frontalasistente de arranque en pendientes (HSA)Brake Hold, dirección con asistencia eléctrica variable y freno de estacionamiento eléctrico.

A eso se le suma cinco apoyacabezas y cinturones inerciales, aire acondicionado, luces traseras LED, cámara de estacionamiento con tres ángulos visuales, computadora de a bordo, doble regulación de volante, asiento trasero con sistema ULT (Utility - Long - Tall), asiento trasero rebatible 60/40 y radio con CD, MP3, WMA, AUX, USB, Bluetooth y pantalla color LCD de 5''. 

Por su parte, la versión EX incorpora faros antiniebla delanteros, espejos laterales con luces intermitentes y barras de techo. La transmisión es automática CVT de 7 velocidades con Paddle Shift y el diseño interior se destaca por el volante multifunción con comando de audio y Cruise Control.

 

A todo lo mencionado, la versión tope de gama denominada EXL agrega airbags laterales y de cortina (6 en total),climatizador automático digital táctilnavegador con pantalla LCD táctil de 7'', tapizado de cuero natural y ecológico, volante multifunción revestido en cuero, cámara de estacionamiento con cambio de trayectoria, faros antiniebla delanteros, barras de techo en color aluminio y manijas exteriores cromadas.

Informació Destacada

La Honda HR-V que la marca japonesa fabrica en campana, se convirtió en el primer crossover de producción local y cuenta con las últimas innovaciones de la marca en materia de tecnología y seguridad.

Vale destacar que Latin NCAP, el programa que pone a prueba la seguridad de los vehículos nuevos de la región, le otorgó 5 estrellas; máxima calificación en seguridad, posicionándola en el primer modelo de producción local que alcanza esta puntuación. Además, también fue premiada por CESVI como el SUV más seguro del 2015, entre otros reconocimientos que ha obtenido.

 

EN ENERO, LA PRODUCCIÓN CAYO FUERTEMENTE

Las fábricas argentinas vivieron un año 2015 difícil y no comenzaron de la mejor manera el 2016 al sufrir una reducción del 30% en el volumen fabricado. Las ventas internas crecieron el 46 por ciento.

Las necesarias paradas técnicas y vacaciones programadas, hacen del primer mes del año y completo para el nuevo gobierno un período difícil para el análisis, donde mayormente los indicadores fueron muy negativos.

Con Brasil que sigue cayendo en picada, 38,81 por ciento en enero, y la falta diversificación en las exportaciones, no le permitió a las terminales aprovechar la mejora de la competitividad por el nuevo tipo de cambio, que a su vez disparó el aumento de precios en el ámbito local.

De esta manera, en enero se registraron en las fábricas argentinas un volumen de 17.785 unidades, representando una pérdida del 30,6% en su comparativa interanual contra las 25.625 producidas en 2015, según informó ADEFA.

EXPORTACIONES. En enero se exportaron apenas 3.880 vehículos, representando una pérdida de 49 puntos porcentuales, comparándolo con las 7.620 unidades exportadas en igual período 2015.

Los destinos de los productos argentinos tienen a Brasil (72,1%) como principal comprador aunque este mercado ya se retrajo en un 40 por ciento en el interanual. Los restantes destinos más significativos, son Paraguay (10,1%) y Uruguay (6,5%).

VENTAS. Finalmente, las ventas a las concesionarias sufrieron un aumento sustancial al registrar un crecimiento de 46,3% en el interanual, tras la caída sufrida en diciembre. En enero, el volumen registrado fue de 49.935 unidades vendidas en la red local, respecto a las 34.128 del mismo mes del año anterior. Aun con este importante incremento, el stock de la red es decreciente.

Informació Destacada

Enrique Alemañy, presidente de la Asociación de Fábricas de Automotores (ADEFA), destacó: “Con solo los datos de mercado de enero, y considerando las paradas de plantas y estacionalidad, es prematuro realizar una proyección para 2016. Para hacer un análisis preciso respecto del comportamiento esperado para el transcurso del año es necesario aguardar al cierre del primer trimestre”.

Respecto a Brasil indicó que “dejó nuevamente de manifiesto la necesidad de intensificar los esfuerzos y trabajo en conjunto con las autoridades para desarrollar nuevos mercados de exportación”.

Independientemente del contexto y a la espera del cierre del primer trimestre para proyectar el año,  “las medidas  que se pusieron en marcha, tales como las alternativas para hacer frente a la deuda comercial, el acceso al MULC para los nuevos flujos comerciales, la eliminación de las retenciones a las exportaciones industriales y la modificación del impuesto interno, son señales que alientan a continuar trabajando en pos de una agenda de mediano y largo plazo enfocada en concretar la puesta en marcha de una política industrial sustentable en el tiempo”, dijo Alemañy.

LA PRODUCCIÓN CAYÓ UN 12% DURANTE EL 2015

Las fábricas argentinas vivieron un año difícil ante un contexto externo muy desfavorable debido a la gran dependencia de Brasil que vivió un año complejo. Las ventas internas mantuvieron el nivel del año anterior.

El contexto externo, la poca diversificación de las exportaciones y la falta de competitividad ante el mundo pegaron de lleno a la producción nacional que se mantiene activa con ventas internas que lejos están de compensar el mercado externo.

Lejos quedaron los augurios anunciados por Débora Giorgi en 2011 que pronosticaban una producción creciente año tras año para llegar a las 1,9 millones de unidades para el 2020. A cinco años de cumplirse la fecha, las fábricas argentinas retrocedieron varios escalones en post del objetivo marcado y solo produjeron 543.467 unidades.

De esta manera, en diciembre se registraron en las fábricas argentinas un volumen de 35.198 unidades, representando una pérdida del 13,4% en su comparativa interanual contra las 40.636 unidades producidas en 2014, según informó ADEFA.

En el acumulado anual, la producción nacional llegó a las 543.467 unidades, marcando un retroceso del 12 por ciento respecto a 2014 cuando se produjeron 617.329 unidades.

Pero no son todas malas noticias, de cara a 2016 el nuevo entramado económico con un dólar más competitivo y la eliminación de la carga impositiva a las exportaciones manufacturadas son el terreno propicio para el repunte de la actividad.

EXPORTACIONES. En diciembre se exportaron 10.961 vehículos, representando la mayor pérdida del 2015 -alcanzó los 62,3 puntos porcentuales- comparándolo con las 29.047 unidades exportadas en el mismo mes del año paso. En el acumulado anual, las exportaciones a los distintos mercados alcanzó la cifra de 245.725 unidades, un 31,3% por debajo de las 357.847 unidades registradas en doce meses de 2014.

Los destinos de los productos argentinos mantienen a Brasil (76,3%) como principal comprador aunque este mercado ya se retrajo en 116.241 unidades. Los restantes destinos más significativos, son México (5%) y Australia + N. Zelanda (4,1%).

VENTAS. Finalmente, en último mes del año las ventas a las concesionarias sufrieron un de la peores caídas del año al registrar un decrecimiento de 25,3% en el interanual, tras siete meses consecutivos de alzas. En diciembre, el volumen registrado fue de 39.415 unidades  vendidas en la red local, respecto a las 52.796 del mismo mes pero del año anterior.

En el acumulado, se registraron ventas por 613.267 vehículos, un 0,1% menos respecto de los 613.848 que se alcanzaron en el mismo período del 2014.

Informació Destacada

“En lo que respecta al comportamiento de la industria, la producción se ha visto afectada por varios factores a lo largo del año. A la adecuación de las líneas de producción que han concretado algunas asociadas para incorporar nuevos modelos a las mismas, se sumó la caída de la demanda del principal socio comercial de Argentina que impactó también en los envíos”, detalló Enrique Alemañy, presidente de la Asociación de Fábricas de Automotores (ADEFA) respecto de los principales temasque impactaron en el desempeño del sector en 2015.

Profundizando el comportamiento vinculado al comercio exterior, el titular de ADEFA, señaló que “Brasil es y seguirá siendo un socio comercial estratégico de Argentina. Para incorporar nuevos mercados y diversificar el destino  de las  exportaciones es importante trabajar en conjunto con la cadena de valor para mejorar significativamente la competitividad y lograr acuerdos comerciales con más países, comenzando por Latinoamérica”.

De acuerdo a las últimas medidas que se dieron a conocer respecto de temas de interés para el sector, Alemañy destacó la importancia de esas señales. “Las alternativas que el Gobierno presentó para hacer frente a la deuda comercial de las empresas, la certeza de poder acceder al MULC para los nuevos flujos comerciales, la eliminación de las retenciones a las exportaciones industriales y la modificación del impuesto interno publicada en el Boletín Oficial, son pasos importantes en el camino de ejecución de una agenda de mediano y largo plazo enfocada en el diagrama de una política industrial sustentable en el tiempo. Premisa que de manera permanente hemos impulsado desde la entidad”, destacó el titula de ADEFA.

MERCEDES-BENZ EXPORTARÁ A EE.UU. Y A CANADÁ

Como parte de su plan de incremento de inversiones en el país, la marca de la Estrella llegará por primera vez a esos países de Norteamérica con unidades fabricadas en el Centro Industrial Juan Manuel Fangio, de donde saldrá una Sprinter con calidad mundial.

Mercedes-Benz Argentina realizará nuevas inversiones en el Centro Industrial Juan Manuel Fangio (en Virrey del Pino, La Matanza), lo que le permitirá elevar su volumen de producción y llegar a nuevos mercados de exportación, todo ayudado por un contexto de mayor previsibilidad y en un mejor clima para las inversiones. 

De esta forma, Daimler determinó que la Argentina sea la plataforma exportadora a los mercados de Estados Unidos y Canadá, algo que ocurrirá por primera vez en la historia de la marca y, según la automotriz, de las terminales argentinas. Esta acción le permitirá a la marca alemana compensar en forma significativa el descenso de las exportaciones al mercado brasileño. Además, con este medida se garantizará el empleo argentino.

 Para cumplir con las exigencias impuestas por los nuevos mercados, la marca alemana inició un plan de acondicionamiento de la línea de producción, con nuevas tecnologías y capacitación para los operarios. 

Con estas inversiones, MB incorpora nuevas tecnologías y procesos para que el Centro Industrial Juan Manuel Fangio esté tecnológicamente preparado para abastecer la demanda de cualquier mercado.

De esta forma, la marca hará en el país la misma Sprinter que comercializa mundialmente. 

Por otro lado, la automotriz se dedica a la fabricación local de camiones y buses con tecnología Euro V y ejes para vehículos pesados. Además, su nuevo proyecto tiene que ver con la plataforma regional de REMAN de conjuntos: ejes, motores y cajas. Esto le permitirá contar con un valor agregado local de hasta el 82 por ciento.

Informació Destacada

Dichos proyectos se llevan a cabo en el marco de la celebración de los 20 años de fabricación de la Sprinter en Argentina, y forman parte del plan de inversiones de 220 millones de dólares, extendido hasta los 250 millones, anunciado por la marca en el año 2013.

EN NOVIEMBRE, LAS EXPORTACIONES SE DERRUMBARON UN 52% Y ARRASTRARON A LA PRODUCCIÓN

Las fábricas argentinas registraron un volumen de 45.478 unidades que representan una pérdida del 16,6% en el interanual. La caída en 2015 ya alcanza el 11,9 por ciento.

La producción continúa cayendo abruptamente mes a mes ante un contexto externo desfavorable. Con Brasil en plena crisis económica y política, la falta de diversificación de nuestras exportaciones se hace sentir.

Lo favorable es que pese a todo, las ventas en el mercado interno sostienen a su medida la actividad productiva hasta el momento. De cara a los primeros meses de 2016, y ante el salto en los precios, se esperan caídas.

De esta manera, en noviembre se registraron en las fábricas argentinas un volumen de 45.478 unidades, representando una pérdida del 16,6% en su comparativa interanual contra las 54.557 producidas en 2014, según informó ADEFA.

En el acumulado anual, la producción nacional llegó a las 508.269 unidades, marcando un retroceso del 11,9 por ciento respecto a 2014 cuando se produjeron 576.693.

EXPORTACIONES. En noviembre se exportaron 18.599 vehículos, una fuerte pérdida que alcanzó los 52,4 puntos porcentuales, comparándolo con las 39.108 unidades exportadas en el mismo mes del 2014. En el acumulado anual, las exportaciones a los distintos mercados alcanzó la cifra de 234.764 unidades, un 28,6% por debajo de las 328.800 registradas en los primeros once meses de 2014.

Los destinos de los productos argentinos mantienen a Brasil (77%) como principal comprador aunque este mercado ya se retrajo en más de 100 mil unidades. Los restantes destinos más significativos, son México (4,9%) y Australia + N. Zelanda (3,9%).

VENTAS. Finalmente, las ventas a los concesionarios treparon por séptimo mes consecutivo, registrando un 26,9% en el interanual. En noviembre, el volumen registrado fue de 52.526 unidades vendidas en la red local, respecto a las 41.380 de igual mes 2014.

En el acumulado, se registran ventas por 573.852 vehículos, un 2,3% más que los 561.052 que se alcanzaron en el mismo período del 2014.

Informació Destacada

Enrique Alemañy, presidente de la Asociación de Fábricas de Automotores (ADEFA), destacó: “En lo que respecta al comportamiento que viene registrando la industria, el desempeño a la baja en producción se ve afectado, en parte, por la adecuación de las líneas de producción que han concretado algunas asociadas que se preparan para incorporar nuevos modelos a las mismas. Además, hemos venido manifestando nuestra preocupación respecto de la caída de los envíos al exterior, fundamentalmente hacia Brasil lo cual impacta en el desempeño de la producción local”

Para finalizar Alemañy expresó: “Más allá de los desafíos que nos presenta la coyuntura ADEFA está a disposición de las nuevas autoridades para trabajar, en conjunto con la cadena de valor, en pos del crecimiento de la industria automotriz en el país”.

LA PRODUCCIÓN SE DESPLOMÓ UN 25% EN OCTUBRE

La baja demanda de Brasil condiciona gravemente a las fábricas locales que no logran compensar las pérdidas en la producción con las ventas internas (+9,8%). El stock sigue disminuyendo.

En octubre, la producción continúa con la tendencia negativa, esta vez agravada por el desplome en las exportaciones. De esta forma, en el décimo mes del año se registró en las fábricas argentinas un volumen de 45.240 unidades, representando una pérdida del 25,6% en su comparativa interanual contra las 60.845 unidades producidas en 2014, según informó ADEFA.

La gran caída en la producción se debe a la situación actual del mercado brasileño que lejos de estabilizarse, aumenta mes a mes las pérdidas en las matriculaciones. El país vecino, registró una contracción del 37,37% en octubre y las perdidas en el acumulado ya rozan el 25 por ciento.

En tanto, las ventas en el mercado interno sostienen relativamente la actividad productiva, ya que ocurren en un contexto de contracción del stock por parte de las terminales y la red de concesionarios.

En el acumulado anual, la producción nacional llegó a las 462.791 unidades, marcando un retroceso del 11,4 por ciento respecto a 2014 cuando se produjeron 522.136 unidades.

EXPORTACIONES. En octubre se exportaron 18.834 vehículos, representando una fuerte pérdida -que alcanzó los 48,7 puntos porcentuales- comparándolo con las 36.717 exportadas en el mismo mes del año pasado. En el acumulado anual, las exportaciones a los distintos mercados alcanzó la cifra de 216.165 unidades, un 25,4% por debajo de las 289.692 registradas en los primeros diez meses de 2014.

Los destinos de los productos argentinos mantienen a Brasil (77%) como principal comprador. Los restantes destinos más significativos, son México (4,6%) y Australia + N. Zelanda (4%).

VENTAS. Finalmente, el aumento de la participación de unidades locales en el mercado interno, permite absorber parte de la producción. En el décimo mes del año las unidades facturadas a la red mostraron por sexto mes consecutivo un incremento, al registrar un alza de 9,8% en el interanual. En octubre el volumen registrado fue de 52.209 unidades vendidas en la red local, respecto a las 47.628 del décimo mes del año anterior.

En el acumulado, se registraron ventas por 521.326 vehículos, un 0,3% más respecto de los 519.672 que se alcanzaron en el mismo período del 2014, cifra inferior a la registrada en las matriculaciones que evidencia una restricción del stock de la red de concesionarios.

Informació Destacada

Isela Costantini, presidente de la Asociación de Fábricas de Automotores (ADEFA), comentó al respecto: “Tal cual lo hemos venido alertando, la caída del mercado brasileño viene impactando nuestras exportaciones y consecuentemente nuestros niveles de producción. Por otro lado, sigue habiendo una demanda solida de vehículos en el mercado local, que hoy tiene su oferta  restringida por limitaciones de djais y por la reducción de acceso al MULC".

De esta manera enfatizó además que es necesario reforzar el trabajo y compromiso interno para contar con previsibilidad a la hora de planificar la actividad del sector para lo que resta del año y el primer trimestre de 2016. “Es necesario diagramar una agenda conjunta con el resto de la cadena de valor y las autoridades que de previsibilidad  respecto al acceso al MULC (Mercado Único y Libre de Cambios) y que promueva la mejora continua de la competitividad del sector, además de ampliar la inserción internacional con nuevos acuerdos comerciales”, añadió Costantini.

LA PRODUCCIÓN CAYÓ EL 8,3% Y MIRA A BRASIL

El crecimiento del 1,9% en las ventas a la red de concesionarios no se vió reflejado en la demanda del mercado externo en septiembre. La falta de dólares y las ventas locales hacen caer los stocks.

En septiembre la producción volvió a ser deficiente luego de dos meses en alza. Las fábricas argentinas registraron un volumen de 52.977 unidades, representando un caída del 8,3% en comparación interanual con 57.757 producidas durante 2014, según informo la ADEFA.

Brasil (nuestro principal cliente en el exterior) tuvo en septiembre su caída más abrupta, dando la impresión que todavía no toca fondo. Sumergido en una crisis política y económica, el país carioca registró una contracción del 32,47% en septiembre, que sumado a las pérdidas acumuladas, ya lleva la frívola cifra en ventas de 572.407 unidades menos para este 2015. Los modelos argentinos fueron los más perjudicados luego de la devaluación del real.

En cuanto al mercado interno la actividad productiva se sostiene por las ventas originadas en la demanda, en un contexto de contracción de stock por parte de las terminales y red de concesionarios.

En el acumulado anual, la producción nacional llegó a las 417.551 unidades, marcando un retroceso del 9,5 por ciento respecto a 2014 cuando se produjeron 461.291.

EXPORTACIONES. En septiembre se exportaron 21.853 vehículos, que comparando con las 30.073 exportadas en el mismo mes del año pasado, representan una pérdida superior al 27%. En el acumulado anual, las exportaciones a los distintos mercados alcanzó la cifra de 197.331 unidades, un 22% por debajo de las 252.975 registradas en los primeros nueve meses de 2014.

Los destinos de los productos argentinos mantienen a Brasil (77%) como principal comprador. Los restantes destinos más significativos, son México (4,5%) y Australia + N. Zelanda (4%).

VENTAS. Finalmente, la mayor demanda de unidades nacionales en el mercado interno, permite absorber parte de la producción. Las ventas a la red crecen por quinto mes consecutivo, registrando en septiembre un incremento de 1,9% interanual, con un volumen que trepo hasta las 61.464 unidades.

Al cerrar el tercer trimestre, se registraron ventas por 469.117 vehículos, un 0,6% menos respecto de los 472.044 que se alcanzaron en el mismo período del 2014, cifra inferior a la registrada en las matriculaciones, lo que evidencia una restricción del stock de la red de concesionarios.

Informació Destacada

Isela Costantini, presidente de la Asociación de Fábricas de Automotores (ADEFA), destacó: “Tal cual lo hemos venido alertando hace varios meses, el comportamiento a la baja de las exportaciones continúa afectando el desempeño de la producción. Brasil no muestra signos de recuperación y eso llevó a que ya acumule una retracción superior al 30 % en su demanda de vehículos producidos en la Argentina desde el inicio del año. Este comportamiento a la baja se suma a lo registrado en el caso de Colombia y Uruguay, por citar otros ejemplos”.

EN AGOSTO, LAS VENTAS INTERNAS RECUPERAN A LA PRODUCCIÓN

El crecimiento del 16,6% en las ventas a la red de concesionarios, con tendencia positiva el último cuatrimestre, permitió aumentar la producción un 7,1 por ciento.

En agosto la producción obtuvo su segundo mes de crecimiento en lo que transcurrió del 2015. Las fábricas argentinas registraron un volumen de 49.048 unidades, representando un crecimiento del 7,1% en su comparativa interanual contra las 45.787 producidas en 2014, según informo la ADEFA.

El mayor comprador externo de vehículos producidos localmente, se encuentra en una crisis económica y política que golpea fuertemente su mercado interno.

De esta manera Brasil continúa con tasas negativas en sus matriculaciones: 23,92% en agosto y 21,35 en el acumulado anual. Esta caída arroja una cifra de 476.206 unidades menos en territorio carioca, lo que representa más que el total del mercado argentino hasta esta fecha.

Por otra parte, el sostén de la producción local son las ventas en el mercado interno, que muestran un crecimiento continuo en los últimos cuatro meses.

En el acumulado anual, la producción nacional llegó a las 364.574 unidades, marcando un retroceso del 9,7 por ciento respecto a 2014 cuando se produjeron 403.534.

EXPORTACIONES. En agosto se exportaron 21.355 vehículos, representando una fuerte pérdida del 22,2% comparándolo con las 27.442 unidades exportadas en el mismo mes del año paso. En el acumulado anual, las exportaciones a los distintos mercados alcanzó la cifra de 175.478 unidades, un 21,3% por debajo de las 222.902 registradas en los primeros ocho meses de 2014.

Los destinos de los productos argentinos mantienen a Brasil (77,3%) como principal comprador. Los restantes destinos más significativos son México (4,7%) y Australia + N. Zelanda (3,5%).

VENTAS. Finalmente, el aumento de la participación de unidades nacionales en el mercado interno, permite absorber parte de la producción. En el octavo mes del año las ventas a las concesionarias crecieron por cuarto mes consecutivo al registrar un alza de 16,6% en el interanual. En agosto el volumen registrado fue de 59.592 unidades vendidas en la red local, respecto a las 51.112 de agosto de 2014. En lo que va del 2015 se registraron ventas por 407.653 vehículos, un 1% menos respecto de los 411.727 que se alcanzaron en el mismo período del 2014.

NOTICIAS RELACIONADAS

LA PRODUCCIÓN VOLVIÓ A CAER: 8,3% EN JULIO

El crecimiento de las ventas internas no alcanza para mantener la producción. La crisis del mercado brasileño golpea las exportaciones que registran pérdidas del 9,4 por ciento.

En el séptimo mes del año la producción volvió a caer al registrar un volumen de 45.253 unidades, representando un decrecimiento del 8,3% en su comparativa interanual contra las 49.324 unidades producidas en 2014, según informo la ADEFA.

El magro sostén de la producción local se debe a las ventas en el mercado interno -con una tendencia creciente durante el último trimestre-, ya que las exportaciones sufren una paliza debido a las grandes pérdidas en el sector que experimenta Brasil, con una caída del 22,78% en julio y del 21 por ciento en el acumulado de sus matriculaciones.

En el acumulado anual, la producción nacional llegó a las 315.526 unidades, marcando un retroceso del 11,8 por ciento respecto a 2014 cuando se produjeron 357.747.

EXPORTACIONES. En julio se exportaron solamente 21.817 vehículos, representando una pérdida del 9,4% comparándolo con las 24.085 unidades exportadas en el mismo mes del año paso. En el acumulado anual, las exportaciones a los distintos mercados alcanzó la cifra de 154.123 unidades, un 21,1% por debajo de las 195.460 registradas en los primeros siete meses de 2014.

Los destinos de los productos argentinos mantienen a Brasil (78,3%) como principal destino al exportar 120.616 unidades en lo que va de 2015. Los restantes destinos más significativos, son México (5%) y Europa (2,7%).

VENTAS. Finalmente, el aumento de la participación de unidades locales en el mercado interno, confirmó la tendencia positiva de las ventas a las concesionarias con un alza por tercer mes consecutivo al registrar un alza de 3,7% en el interanual. En julio el volumen registrado fue de 56.213 unidades vendidas en la red local, respecto a las 54.184 del séptimo mes del año anterior. En lo que va del 2015 se registraron ventas por 348.061 vehículos, un 3,5% menos respecto de los 360.615 que se alcanzaron en el mismo período del 2014.

Páginas

Suscribirse a RSS - Producción Autos