Viernes 17 de Noviembre de 2017 | 19:55 HS.

“SORA”: EL BUS FUTURISTA DE TOYOTA

Propulsado por celdas de combustible y con cero emisiones contaminantes, el vehículo utiliza hidrógeno para alimentar las baterías y elimina agua por el escape. Saldrá a la venta durante 2018.

Toyota Motor Corporation anunció el lanzamiento del “SORA“, un concept bus propulsado por celdas de combustible, sin emisiones dióxido de carbono (CO2), cuya versión final comercial saldrá a la venta en 2018.

En cuanto a sus dimensiones, el vehículo es 10,525 mts de largo, 2,49 mts de ancho y 3,34 mts de alto, con capacidad para 78 pasajeros (22 sentados y 56 de pie), más conductor. 

El nombre del modelo son las siglas en inglés de “Sky, Ocean, River, Air”, que representa el ciclo del agua en la tierra. Es que el vehículo utiliza hidrógeno para alimentar las baterías y elimina agua por el escape.

El objetivo de la marca será introducir al mercado 100 unidades durante el año que viene, la mayoría de ellas en Tokio, con la idea de multiplicar su uso para los Juegos Olímpicos y Paralímpicos.

El desarrollo del vehículo se basó en dos ideas: maximizar el uso de las características de la unidad e incrementar el confort de los pasajeros.

En el primer caso, se pensó en una unidad funcional para las personas, amigable con el medioambiente y que pueda contribuir a las comunidades más allá de su función como servicio de movilidad.

Para la propulsión, se adoptó el sistema utilizado por el Mirai, el primer automóvil a celdas de combustible comercializado en serie, también desarrollado por la marca nipona. Tiene dos motores eléctricos con una potencia máxima de 154 CV cada uno, y un torque de 335 Nm cada uno.

El bus está equipado con asientos con un mecanismo plegable automático para alojar sillas de ruedas o coches de bebés cuando es necesario.

Cuenta con ocho cámaras de alta definición para detectar peatones y ciclistas alrededor de la unidad, que emiten alertas sonoras en caso de riesgo de impacto.

Posee una función de control de aceleración para evitar movimientos bruscos al arrancar de las paradas y, así, incrementar la seguridad de los pasajeros.

Tiene un sistema que desacelera y dobla de manera automática para detener el vehículo a entre 3 y 6 centímetros de la parada.

El diseño es futurista pero conservando el espíritu de un bus. No obstante, habrá que esperar para ver su estética definitiva para la comercialización, dentro de unos meses.

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
CAPTCHA
This question is for testing whether or not you are a human visitor and to prevent automated spam submissions.