Martes 19 de Septiembre de 2017 | 13:57 HS.

ENTREVISTA A LUIS MARÍA BASAVILBASO

Basavilbaso asumió desde agosto de 2015, los destinos de las tres marcas del Grupo PSA en nuestro país. Sobre el cierre del año y luego del lanzamiento del Nuevo Citroën C3 Aircross, hace un balance ,plantea los desafíos por venir y adelanta las estrategias de Citroën a nivel global y local.

Como conclusión de la intensa entrevista que estas por leer, Luis María Basavilbaso, expresó: “Hemos cerrado un 2015 muy positivo para CITROËN y para 2016 proyectamos un crecimiento efectivo de la Marca. Nos adaptaremos a las nuevas reglas de juego para ofrecer una gama atractiva y servicios de mayor calidad”

-¿Qué mirada se tiene del año transcurrido al momento de poner el punto final? Para hacer un balance del año que estamos cerrando debemos –necesariamente– referirnos primero al 2014 y a lo que esperábamos de 2015 un año atrás. La mirada retrospectiva indica que fue un año atípico, cambiante, un período de distorsiones y restricciones: la realidad revela que arrastramos muchas de esas variables y que tuvieron su incidencia. En algunos casos se modificaron para bien –como el impuesto interno, denominado a los vehículos de lujo, cuyos límites o barreras de ingreso al tributo fueron actualizados–; pero hubo también restricciones fuertes a la importación, tanto de piezas como de vehículos, pero fundamentalmente de éstos últimos. Deberíamos decir que fue un año signado por una variable donde la demanda superó la oferta. Una rareza: reconozco que, en todos mis años de trabajo en el sector automotor, es la primera vez –en el período 2014/2015– que me toca vivirlo. Esa sensación inequívoca de que los autos no alcanzan y que se podía haber vendido más. Y la verdad es que es un hecho poco menos que inédito: las once terminales radicadas en el país estamos acostumbradas a disputar, a pelear mucho; entre todos competimos en publicidad, servicios, precios, promociones… en definitiva en atraer al cliente. La sensación de este tiempo es que fue el cliente el que fue a buscar los autos, con una suerte de escasez en los concesionarios.

- ¿Cómo varió entonces la planificación trazada previamente? Varió y mucho. Nos tuvimos que reacomodar respecto al escenario imaginado, adaptándonos constantemente a la realidad pero tenemos un equipo de trabajo ágil, con mucha cintura .Desde el mismo momento en que diagramamos el presupuesto y definimos la gama para este ejercicio 2015 pusimos por un lado el consumo de divisas que nos deparaba cada vehículo que íbamos a vender –sea de Brasil, extrazona o fabricado en el país, todos tienen un componente atado–; qué margen dejaba, cómo lo posicionábamos… y con eso hicimos el mix, conformamos la oferta. En vez de mirar el mercado e imaginar los autos que iban a necesitar nuestros clientes nos vimos obligados a formular la oferta mirando hacia adentro. Un ejercicio extraño… pero fue lo que indicó el momento. Adaptarse a esa realidad, todo el tiempo. Miramos más el consumo de divisas y el margen de cada modelo y con eso compusimos la gama.

- ¿Y cerrando el año cómo resultaron esos pronósticos? La realidad es que terminamos el año sin stock de vehículos, signo evidente que la mirada comercial no fue equivocada. Creo que fue una decisión correcta donde buscamos el máximo rendimiento con bienes más bien escasos. No fue fácil alcanzar ese equilibrio.

- Con la cifra final de patentamientos en la mano ¿cuál es el signo de este año? Debemos reconocer que la demanda creció hacia fines de año y se alentó de manera marcada. Estimo que sobre el cierre definitivo la caída del mercado se va a ubicar en el orden del 5 o 6 % frente al año anterior, lo cual es una noticia positiva: un año atrás imaginábamos un escenario peor. Si se mira el primer semestre arrancó con caída marcada del mercado, pero en el segundo semestre esa tendencia se revirtió. Fue un año extraño este 2015, con muchas distorsiones, cambios y restricciones… pero que objetivamente no termina mal. Fue un año finalmente positivo para CITROËN y para el Grupo en nuestro país.

– ¿Cómo fue el desarrollo en números de Citroën? El volumen general del año fue levemente superior al de 2014 a pesar de que el mercado se contrajo un poco, pero debo decir que no llegamos ni a la participación ni al volumen que esperábamos… en ese movimiento y cambio de escenario constante debimos ir adaptándonos y no siempre fue fácil. Los objetivos también fueron mutando. No porque nos faltaran clientes sino porque no tuvimos cantidad suficiente de unidades. Estoy seguro que de haber tenido disponibilidad hubiésemos comercializado más unidades: el nivel de las restricciones al que nos vimos obligados nos hizo perder un 15% de volumen.

- ¿En ese contexto la marca DS fue quizá la más perjudicada? Sí, al ser vehículos de alta gama y fabricados extrazona nos vimos obligados a restringir la oferta y mantener en carpeta tan sólo el DS 3. En particular para DS esperamos un futuro próximo con mucha más vitalidad y novedades.

- ¿Cuál es el panorama de cara al año que comienza? Para 2016 proyectamos un crecimiento efectivo, un territorio propicio donde esperamos vender alrededor de 25.000 vehículos en la Argentina y recuperar la participación normal de CITROËN que es del orden del 5%. Nuestras proyecciones indican un panorama muy bueno hacia el segundo semestre, donde tal vez se compense un inicio de año quizá más tranquilo al habitual, no está mal imaginar un año parecido a éste en torno a las 600.000 unidades vendidas. Las nuevas medidas deben reglamentarse y establecerse y a partir de allí el mercado se normalizará.La idea es recomponer la gama por lo que podemos esperar novedades.

- ¿Qué rol juega el NUEVO CITROËN C3 AIRCROSS en ese escenario? Le asigno un valor estratégico muy importante para nosotros. Y por varios motivos. Es el lanzamiento regional más fuerte en el mediano plazo; es claro que nuestro portfolio se enriquecerá con nuevas propuestas pero el NUEVO CITROËN C3 AIRCROSS es un vehículo fabricado en Brasil y todo lo producido en Brasil y Argentina lo consideramos como producción local y es a lo que le damos mayor importancia y valor; y por último llega para reemplazar a dos modelos y deberá completar –él sólo– el volumen y el margen de penetración en el segmento que antes obteníamos sumando el CITROËN C3 PICASSO y CITROËN C3 AIRCROSS. Particularmente le tengo mucha confianza: las mejoras de calidad son evidentes, incorpora mucha más tecnología y conectividad, es más eficiente y el diseño nos muestra mucho de lo que CITROËN propone en el presente en todo el mundo.

- ¿Y cómo se posiciona la planta de El Palomar en este proceso de tantos cambios? Las directivas de la casa matriz son claras: competitividad y rentabilidad. Esta industria se mueve con previsiones de años para los proyectos industriales, por lo tanto no avizoro en lo inmediato grandes anuncios. Hay ideas, hay planes y hay proyectos. Sí quiero dejar claro que las condiciones para invertir en la Argentina mejoran y el mercado latinoamericano es uno de los ejes principales del Grupo.

- ¿En qué otras áreas se plantea nuevos objetivos o mejoras para 2016? Los que me conocen saben que la calidad y el servicio que brindamos a los clientes son para mí, objetivos que siempre se pueden mejorar y en los que pido dedicación continua. Y dentro del proceso de cambio donde estamos embarcados, la calidad de servicio –y no solo posventa– es vital .Internamente tenemos diferentes estándares operativos de trabajo que son muy rigurosos. Mi ambición es que todos los concesionarios trabajen de la misma forma, que la experiencia del cliente sea clara, fácil, simple y transparente… ése resultado en la gestión es lo que desemboca en el “Feel Good”. Estamos haciendo grandes esfuerzos por mejorar la calidad de servicio y desde hace tiempo los indicadores internos demuestran que avanzamos en ese sentido, pero queremos mejorar, siempre, y seguimos muy atentos a lo que nos indican nuestros clientes.

– ¿Cómo vislumbra o imagina el futuro de la Marca en el mercado local?; lanzado el “Back in the Race”… Dónde se ubica o se dirige CITROËN? A nivel mundial CITROËN se está reacomodando de manera intensa, profunda. Hay nuevos objetivos planteados y también nuevas formas. Y eso se irá reflejando paulatinamente en el ámbito local. Los nuevos posicionamientos dentro del Grupo indican nuevos horizontes, nuevos desafíos. En ese contexto, la frase que mejor define los nuevos tiempos de CITROËN es “Feel Good”. Ese “sentirse bien” es lo que resume el aspiracional que buscamos. Queremos que sea “la” experiencia asociada a la palabra CITROËN. “Feel Good” se materializa en nuestros clientes no sólo cuando viven la sensación de conducir un vehículo de la Marca, sino en la misma acción de compra, cuando visita un centro técnico, cuando llaman por una consulta… debemos incorporarlo como una forma de hacer las cosas, donde el cliente es el punto central.

– ¿Cuál sería el reflejo en los productos? Es claro que CITROËN se caracteriza por diseño y tecnología y queremos que esa impronta innovadora, rupturista aporte a ese espíritu “Feel Good” que la marca propone y reclama para sus clientes. Estamos embarcados en un proceso muy profundo, los últimos anuncios y concept cars nos indican el camino que se ha tomado. Tenemos plena seguridad que el cliente nos avalará con su confianza, con su elección de compra. A nivel global hay nuevas metas, nuevos propósitos y una nueva visión de lo que debe ser la Marca. Son cambios que se están cumpliendo en distintas etapas pero la casa matriz tiene muy claro dónde posicionar a CITROËN en el mundo y en nuestro mercado. Vienen tiempos interesantes para la Marca.

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
CAPTCHA
This question is for testing whether or not you are a human visitor and to prevent automated spam submissions.