Domingo 23 de Julio de 2017 | 23:45 HS.

EL CAMIÓN AUTÓNOMO VOLVO FMX PUESTO A PRUEBA

Volvo Trucks intervendrá en operaciones regulares en áreas limitadas por rigurosas condiciones ambientales en Suecia. El objetivo es examinar cómo está tecnología puede contribuir al transporte seguro y productivo en dichos ámbitos.

Cuando Volvo Trucks presentó al mercado su camión autónomo Volvo FMX a principios de este año, captó un considerable interés de la industria. El proyecto de investigación y desarrollo revela que los vehículos sin conductor pueden ofrecer una contribución significativa para generar mayor eficiencia y productividad en el transporte. En particular en las minas, puertos y otros entornos geográficamente limitados y bien controlados, con una amplia proporción de recorridos repetitivos.

Para probar cómo funciona la tecnología, se realizarán las pruebas es la mina de Boliden, en Kristineberg, al norte de Suecia. Es allí donde por primera vez los camiones autónomos Volvo FMX entrarán en funcionamiento en el próximo otoño. 

Los camiones Volvo FMX fabricados en serie y equipados con nuevas funcionalidades, incluyen un sistema que incorpora sensores basados en láser/radar, que se utiliza en principio para monitorear la geometría de la mina y generar un mapa de la ruta que el camión deberá atravesar.

La información recopilada luego se usa para regular la dirección, la caja de cambios y la velocidad del vehículo. El desarrollo de estas nuevas tecnologías, hace que los vehículos se convierta en parte integral del sistema de producción general de la mina. 

En cada nuevo viaje, los sensores se usan para escanear continuamente el área en torno al camión y además optimizar tanto las operaciones como la ruta.

Los camiones pueden operar en forma continua, y gracias a una planificación precisa de la ruta es posible reducir los tiempos de carga y descarga.

Durante las operaciones de voladura subterránea, los conductores por lo general deben esperar hasta que las galerías de la mina hayan sido ventiladas antes de poder cargar los minerales, pero con estos camiones sin conductor no existen dichas restricciones, lo que permite que cada camión se puede utilizar en forma más eficiente y se le pueden asignar más tareas de transporte por turno.

Un camión autónomo debe ser al menos tan seguro y confiable como los camiones conducidos manualmente. Si aparece un obstáculo cerca del camión, el vehículo se detiene automáticamente y se alerta de inmediato al centro de gestión de transporte.

De los seis sensores incluidos en el sistema, existen también dos que monitorean continuamente la misma parte del entorno del camión. Si ocurre una falla con el camión, se puede operar en forma remota desde el centro de gestión de transporte.

Gracias al ritmo vertiginoso de los desarrollos tecnológicos de hoy en día, el mercado verá cada vez más soluciones que ofrecen inclusive mayores niveles de soporte al conductor. Los camiones autónomos podrán convertirse gradualmente en un complemento muy importante dentro de las operaciones de la mina, por ejemplo, pero para las operaciones de transporte en carreteras públicas el conductor seguirá teniendo el rol principal.

Información Destacada

Claes Nilsson, Presidente de Volvo Trucks, explicó "A través de nuestra cooperación con Boliden, el desarrollo de los vehículos autónomos está ingresando a una nueva fase muy atractiva. Esta es la primera vez que los camiones sin conductor son puestos a prueba en operaciones normales bajo tierra, y el resultado nos brindará un valioso aporte para nuestra férrea misión, cuyo objetivo es transformar los revolucionarios descubrimientos técnicos en beneficios prácticos para los clientes".

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
CAPTCHA
This question is for testing whether or not you are a human visitor and to prevent automated spam submissions.