Viernes 17 de Noviembre de 2017 | 20:01 HS.

CONTACTO: MERCEDES-BENZ CLASE X 250d

La marca de la estrella combino en una pick-up mediana lo mejor de sus productos característicos. Los autos Premium y vehículos comerciales se amalgaman en este nuevo producto, que ingresa a un segmento cada vez más competitivo.

Tiempo Motor tuvo la oportunidad de manejar la nueva Clase X en Santiago, Chile. El periplo de más de 400 kilómetros incluyó recorridos urbanos, ruta, ripio y una pista off-road. 

Las configuraciones para la Argentina, donde se producirá desde fines de 2018 en Santa Isabel, Córdoba , aún no están confirmadas pero contarían en un principio con 11 versiones entre combinaciones de motores, tracción, caja y nivel de equipamiento. Está descartada la opción naftera y se comercializará desde principios de 2019.

A nivel global, la Clase X presenta cuatro motorizaciones, una naftera (X200, 165cv) y tres diésel (X220d, 163cv; X250d, 190cv; X350d, 258cv), con caja manual o automática y en tracción 4x2 o 4x4. Además, se ofrecerá con tres niveles de equipamiento: Pure, Progressive y Power.

La pick-up testeada por TM en el vecino país cordillerano, fue la Clase X 250d 4Matic Automática producida en Barcelona (España) en su nivel de equipamiento Power.

DISEÑO. La Mercedes-Benz Clase X fue desarrollada en conjunto con Renault-Nissan. Basada en la Nissan Frontier -y en su gemela Renault Alaskan- se notan a primera vista las diferencias desde el frontal, que en este caso es característico de Mercedes-Benz su estrella como estandarte, tanto en la parrilla como en el capot, donde se combinan de forma elegante con cromados, negros y el color de la carrocería.

En el lateral es donde surgen las mayores similitudes, aunque con el “toque” de la marca a través de sus llantas, barra en la caja de carga y espejos -que al igual que los faros delanteros- lleva la inscripción “Mercedes-Benz”. La vista trasera es la menos agraciada -pero no menos delicada- de la Clase X, con un portón trasero limpio que solo contiene el emblema de la marca y unas ópticas posteriores son muy finitas.

La caja tiene las mismas medidas que en la Frontier/Alaskan: largo de 1.587 mm, un ancho de 1.560 mm y una profundidad de 474 mm. Presenta en su interior un revestimiento plástico con la inscripción de la marca y tres rieles (dos laterales y uno en el fondo) con encajes regulables para sujetar bultos, además de puntos de amarre en el piso de la caja. La capacidad de carga máxima de la Clase X es de 1,1 toneladas.

Por otra parte, la pick-up Mercedes presenta una cantidad importante de combinaciones de accesorios como estribos, barras de caja, cúpula o coberturas rígidas de caja. Los últimos dos accesorios, desde Mercedes-Benz Argentina, Sebastian Zajdman, nos aseguró que están buscando un proveedor local para sustituir el producto por su elevado costo internacional. Veremos si estarán disponibles finalmente para el mercado argentino.

INTERIOR. En su única opción de cabina (doble) es donde Mercedes-Benz logró una mayor identidad para la Clase X y marca las mayores diferencias con sus competidores. Empezando por la calidad de los materiales, sus encastres perfectos, pasando por características propias de la marca, como la pantalla multimedia y el touchpad que permite ejecutar distintas funciones de la unidad, incluyendo la posibilidad de escribir letras o números con los dedos.

En la versión tope de gama que probamos se ofrecen revestimientos con materiales blandos en la parte superior de la plancha de instrumentos y se puede elegir entre apliques -mejorables- de aluminio, plástico brillante o imitación de madera.

En cuanto a los asientos delanteros, son muy confortables y con regulación eléctrica, lo que permite un rápido y preciso ajuste, aunque el volante solo se ajusta en altura, un punto negativo de la Clase X. En las plazas traseras, presenta el mismo defecto que la Nissan Frontier, la posición del pasajero es muy elevada debido a la altura del piso. Presenta un amplio espacio para las piernas, pero las personas altas pueden estar limitadas por el espacio entre el asiento y el techo.  

MECÁNICA. En la Argentina solo habrá motorizaciones diésel: X220d que presenta un motor 2.3L turbodiesel con 163 cv y 403 Nm, la X250d (testeada por Tiempo Motor) con la misma cilindrada pero con Bi-turbo que eroga 190 cv y 450 Nm, y la X350d que será la pick-up mediana más potente del planeta: V6 3.0L turbodiesel, con 258 cv y 550 Nm.

Las primeras dos versiones mecánicas pertenecen a Nissan y se combinan con caja manual de seis marcas o automática de siete velocidades. Hay variantes con tracción 4x2 o 4×4, desconectable con caja reductora y bloqueo de diferencial trasero. En tanto la X350d, usa el mismo powertrain que varios Mercedes-Benz, se combina con tracción integral 4Matic de acople automático y caja automática 7G-Tronic Plus. La caja reductora está integrada en la transmisión automática que permite el cambio de alta a baja o viceversa, sin detener el vehículo.

La caja 7G-Tronic Plus de Mercedes-Benz incluye el sistema Dynamic Select que permite la selección de cinco modos: Comfort, Eco, Sport, Manual y Off-Road.

En cuanto a la versión naftera (X200, con 165 cv y 238 Nm) sólo se ofrecerá en un principio para Dubái y Marruecos. No estará disponible para nuestro mercado y no se proyecta su producción en Córdoba de una versión flex para el mercado brasileño que pondera favorablemente esta opción mecánica.

Un punto muy positivo es que todas las Clase X vienen con frenos a disco en las cuatro ruedas (al igual que la VW Amarok V6 y la Foton Tunland). Por último, a diferencia de la Frontier/Alaskan, las trochas delanteras y traseras de las Clase X son 70 mm más anchas, mejorando notablemente la estabilidad del vehículo.

SEGURIDAD. El equipamiento de la Clase X incluye siete airbags de serie, los mencionados frenos (ABS + EBD) a disco en las cuatro ruedas, ESP (control de estabilidad), ASR (control de tracción), ISOFIX (anclaje de silla para niños), HAC (asistencia al arranque en pendiente), DAC (asistencia de descenso en pendiente), el alerta de colisión, el alerta de cambio de carril y el sistema de reconocimiento de señales de tránsito -que seguramente no será incluido en la versión local-, alerta de pérdida de presión en los neumáticos y control de balanceo de trailer.

Todo esto hace de la Clase X la nueva referencia en seguridad dentro de las pick-ups medianas.

COMPORTAMIENTO. Manejamos la Mercedes-Benz Clase X 250d 4Matic Automática por las distintas geografías que presenta una ciudad como Santiago de Chile y sus alrededores: ciudad congestionada de tránsito, autopistas, rutas (nuevas y otras muy bacheadas), ripio, camino de ascenso y descenso por montaña, off-road (de mayor complejidad en el circuito cerrado), recorriendo un total de más de 400 kilómetros de prueba.

Las sensaciones sobre la pick-up Mercedes fueron en principio muy buenas. Al sentarnos en la unidad, la insonorización del habitáculo se notó muy trabajada respecto a la Nissan Frontier, siendo uno de los puntos más altos del vehículo de la estrella. Otro de los puntos en los que se nota la mano de los ingenieros alemanes es la estructura del chasis que fue reforzada, la suspensión y los ejes, que en el caso de la Clase X, son más anchos. Los neumáticos de las unidades probadas, son mixtos Continental CrossContact 255/60R18.

Todos estos factores combinados hacen que el vehículo logre un confort de marcha y estabilidad a alta velocidad. El chasis, a pesar de su centro de gravedad elevado, no se torsiona y se comporta como un vehículo más “deportivo”. Performance que se repite en caminos de ripio o de montaña, donde la chata transmite seguridad al volante ante las dificultades del terreno.

Ya en terreno off-road, la X250d se sintió muy cómoda en un circuito adaptado a sus prestaciones, donde además del comportamiento de la suspensión y la fortaleza estructural del chasis, pudimos utilizar los controles de ascenso y descenso de pendiente, este último a través de una escalera diseñada para la cuestión. Al utilizar el control de ascenso, aprovechamos para probar la cámara 360 que nos permitió ver el estado del camino del otro lado de la pendiente, una función muy útil para los amantes del off-road.

La Clase X vadea hasta 60 cm, por lo cual no fue problema “sumergirla” más de 40 -altura donde se encuentra la cámara- y superar obstáculos gracias a su despeje de 22,2 cm.

Respecto a la mecánica, las bondades del motor 2.3L bi-turbo salen a luz superando las 2.500 rpm, que acopla a la caja automática de siete marchas. La combinación de ambas es óptima para la performance de marcha tanto para ciudad como para ruta.

CONCLUSIONES. La nueva Mercedes-Benz Clase X combina en uno, dos de los pilares de la marca, los vehículos comerciales y los automóviles de lujo. Parafraseando a Mercedes-Benz "gracias a la nueva Clase X, que es lo mejor de cada mundo".

La pick-up mediana de la estrella eleva los estándares en seguridad y calidad de materiales del segmento, y no tiene nada que envidiarle a su competencia tanto en el suave andar como en su capacidad off-road. Además, hay que destacar el trabajo en la insonorización del habitáculo, el sistema de suspensión y rigidez estructural del chasis. Es de esperar que los standares de los componentes locales mantengan la calidad percibida en el modelo probado en Chile.

El target de usuario al que aspira satisfacer la marca, no es sólo el cliente de vehículos premium, sino aquellos que utilicen a la pick-up sólo como unidad de trabajo, especialmente para flotas, donde Mercedes-Benz Argentina tiene el camino andado con su gama de vehículos comerciales.

Gracias a una extensa red de concesionarios, un amplio abanico de unidades comerciales, empezando por la Vito y finalizando por el Actos, Mercedes-Benz tiene la posibilidad con la incorporación de este nuevo modelo a su portfolio comercial, de completar la demanda de sus clientes flotistas. 

NOTICIAS RELACIONADAS

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
CAPTCHA
This question is for testing whether or not you are a human visitor and to prevent automated spam submissions.