Jueves 19 de Abril de 2018 | 13:13 HS.

CANAPINO LE PUSO EL MOÑO A LA COMPETENCIA

En el autódromo “Oscar Cabalén” de Alta Gracia, el arrecifeño se llevó todo lo que hubo en juego y se convirtió con el Chevrolet Cruze en el nuevo monarca de la categoría.

Solo un milagro podía sacarle este título a Agustín Canapino (Chevrolet Cruze), quien llegó con 34.50 puntos de ventaja sobre Matías Rossi (Toyota Corolla) con 35 en juego. Y el Titán consiguió el cetro a lo campeón, porque marcó la pole y el mismo sábado festejó su primer campeonato en el Súper TC2000.

Canapino, de 26 años y quien regresó al Equipo Chevrolet tras su paso por Peugeot, obtuvo cuatro victorias en la temporada. Junto a Guillermo Ortelli, su ídolo, obtuvo los 200 km de Buenos Aires y, a partir de ahí, se puso el traje de candidato.

Luego se impuso en sendas competencias de Santa Fe y en La Pampa, anteúltima fecha de la temporada, estrenó el nuevo Cruze, una jugada fuerte pero que salió bien, porque el nuevo modelo no desentonó y le permitió llevarse, de punta a punta, esta cita en Alta Gracia.

El primer compromiso de la divisional en la temporada 2017 será el 5 de marzo en el autódromo de Buenos Aires.

Información Destacada

AGUSTÍN CANAPINO

“Estoy muy feliz. Quiero dedicárselo a Nancy Fontana y a Guido (Falaschi), de quien me acuerdo todos los días. Quería hacer la pole, quería hacer la vuelta de mi vida y se dio. Es para toda mi familia, para todos los que confiaron en mí. Esto es increíble y es el gran sueño hecho realidad”, indicó el flamante rey del Súper TC2000, tras su noveno título nacional.

Y agregó: “Con dedicación, sacrificio, esfuerzo y sobre todo con mucha pasión todo se puede. Yo soy el que va arriba del auto pero esto es de todos, de los chicos del equipo. Estoy muy feliz, no tengo más palabras para describir todo lo que siento”.